Cafetaleros espirituanos aportan más al plan anual

Tras un 2017 en el que disminuyó el acopio del grano debido a fenómenos como el huracán Irma, Sancti Spíritus redobló esfuerzos en la recuperación de las zonas dañadas y en la organización de la cosecha

Café, Sancti Spíritus
Más del 95 por ciento del grano cosechado es de primera calidad. (Foto: Radio Trinidad)

A tono con la intención de contabilizar la producción cafetalera en el año calendario (enero-diciembre), la provincia de Sancti Spíritus materializó las 210 toneladas de café oro previstas en 2018, empeño que fue posible por la labor de los productores y la garantía de los principales insumos.

Tras un 2017 en el que el territorio vio disminuir de forma notable los acopios del grano debido a fenómenos como el huracán Irma, Sancti Spíritus redobló esfuerzos en la recuperación de las zonas dañadas y en la organización de la cosecha, de manera que hoy este renglón exhibe mejores resultados.

En declaraciones a la versión digital de la Emisora Radio Sancti Spíritus, Leosvaldo Cruz Duardo, especialista del cultivo en la delegación de la Agricultura, subrayó que aun cuando sigue la recolección, se registran ya 225 toneladas del surtido, pero la intención es aportar 30 toneladas por encima de lo previsto para ayudar al cumplimiento del país.

Pese a que el mayor volumen de la campaña se produce en los últimos meses del año, cuando la maduración en las montañas desvela a productores y directivos, la provincia tenía recogidas 23 toneladas del primer trimestre del actual calendario, cifra superior a lo pactado y que provenía de la
recolección final de la cosecha anterior.

Cruz Duardo significó además a la página web la buena calidad del grano que ha entrado a las plantas de beneficio, pues más del 95 por ciento de lo cosechado es de primera calidad; en tanto, se ha logrado despulpar cerca del 90 por ciento de la masa, lo que, sin duda, repercute a su vez en el producto final.

El propio especialista dijo en diálogos anteriores con la ACN que entre los factores que influyen en estos resultados sobresalen el incremento del precio de compra a los caficultores, medida que repercute también en la calidad, las mejoras en las atenciones culturales y la estabilidad en la entrada de los fertilizantes idóneos para el cultivo.

Igualmente destacó la capacitación brindada a los operadores de las máquinas de despulpe y a los trabajadores de los patios de secado, la cual favorece el cumplimiento de las normas técnicas en cada proceso.

Sin embargo, acotó que entre las deudas pendientes están una mayor aplicación de la ciencia y la técnica por parte de algunos campesinos y bases productivas y, sobre todo, el aumento de los rendimientos agrícolas.

Mientras, en el caso de las siembras, Sancti Spíritus logró superar ligeramente las 220 hectáreas pactadas para el año que está por concluir y casi un centenar de ellas se ubica en áreas atendidas por el Ejército Juvenil del Trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *