Comenzó en Sancti Spíritus aplicación de vacuna contra hepatitis B

La terapia, con grandes probabilidades de curación, es administrada a los pacientes espirituanos que padecen la enfermedad

La vacuna cubana HeberNasvac inició este mes su fase cuatro de aplicación. (Foto: Arelys García / Escambray).

La vacuna cubana HeberNasvac para el tratamiento de la hepatitis B crónica inició este mes de septiembre su fase cuatro de aplicación en el Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos y favorece a más de 200 pacientes infectados con el virus.

A la par de este territorio central, otras seis provincias comenzaron el empleo de dicha terapia, dirigida a disminuir la replicación del virus, según la doctora Lourdes Pérez Camejo, especialista de primer grado en Gastroenterología e investigadora principal del ensayo clínico en el Camilo Cienfuegos.

Con el medicamento —agregó— se tiene la perspectiva de desaparecer el antígeno de superficie causante de las infecciones que conducen a enfermedades crónicas del hígado.

“Cuando se llega a una replicación viral cero o a una carga viral indetectable se ha comprobado que el enfermo tiene grandes probabilidades de curación”, explicó la especialista.

En relación con los criterios de inclusión, subrayó la existencia de un mayor espectro de incorporación, pues en el estudio se tienen en cuenta, también, los casos diagnosticados en los últimos seis meses; el único requisito —dijo— es ser portador de un antígeno de superficie positivo.

La HeberNasvac, vacuna producida por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, de La Habana, se administra por vía nasal y subcutánea en su segundo ciclo y provoca menos reacciones adversas que tratamientos anteriores, precisó Lourdes Pérez.

De acuerdo con la especialista, los enfermos no tratados oportunamente pueden evolucionar a una cirrosis hepática, hepatocarcinoma y presentar otras complicaciones.

El mayor centro asistencial del territorio, con vasta experiencia en la realización de ensayos clínicos, culmina por estos días la fase 2 A, 2 B de la aplicación de esta misma vacuna HeberNasvac en 25 pacientes con hepatitis B.

Aunque no existen resultados conclusivos que aporten datos precisos sobre la respuesta y evolución ante la mencionada terapia antiviral, sí son visibles algunos que apuntan hacia una mejor calidad de vida, señaló finalmente la doctora Pérez Camejo.

Con una validación sanitaria que ha permitido su uso en varios países, dicha vacuna deviene puerta esperanzadora en un escenario donde cada año, según la Organización Mundial de la Salud, cerca de un millón de muertes se relacionan con virus causantes de enfermedades hepáticas complejas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.