El emergente siempre tiene que estar listo

El pelotero espirituano Yoandy Baguet Luis ha sido por mucho durante la presente Serie Nacional el mejor emergente del país

 

Béisbol, Gallos, emergentes, Yoandy Baguet
En mi mente siempre está hacerlo bien cada vez que me toque, asegura Baguet. (Foto: Vicente Brito / Escambray)

Por lo general se le ve con su traje “pintado” de tierra y hasta rasgado. Son las marcas del terreno que dicen la disposición de jugar y entregarse en el terreno de Yoandy Baguet Luis.

Con tales atributos mediante, el muchacho se las ha ingeniado para integrar durante 12 campañas las filas de los Gallos, pero ninguna como la actual para reafirmarlo en lo que se ha distinguido otras veces: emergente eficaz.

Se trata de esos hombres que, por lo general, están en el banco y son llamados en situaciones de apuro porque se necesita de un batazo. Mas, entre todos los elencos, es Sancti Spíritus el de mejor average con 265 y ello tiene nombre propio: Baguet, quien ha sido por mucho el mejor emergente del país. En esa función ha salido 17 veces y ha conectado 10 imparables para astronómico promedio de 588 y cinco impulsadas. En general acumula 154 veces al bate con 40 hits, 23 anotadas, 286 de promedio y por ciento de embasado (OBP) de  344, 18 empujadas y siete extrabases.

“Es un turno que para muchos no es importante, pero sí lo es, pues hay que estar concentrado el juego entero, mirando el lanzador, viendo cómo les pitchea a tus compañeros, sobre todo a los zurdos. Me han salido bien las cosas; hay momentos en que he tenido que jugar y he jugado, pero como emergente lo he hecho mejor”.

No es tan fácil. De los 529 turnos asumidos en ese rol entre todos los equipos de la serie se compila para apenas 225.

“Hay que estar mirando las situaciones de juego, no puedes esperar a que el director venga a decirte: ‘Prepárate que vas, ya tienes que estar listo’; los años te van dando esa facilidad”.

 ¿Cómo resolver la presión?

“La presión siempre está porque es un momento difícil y todo pelotero se presiona, sobre todo si es una situación de empatar o decidir, pero hay que saber lidiar con ese momento. Ya en home uno se concentra más, pero el pensamiento es el mismo: pegarle a la bola en el medio y duro para donde sea; si hay que dar un fly, un rolling o lo que haga falta, verlo como una situación normal, aunque no lo sea, mientras menos pienses mejor es”.
En estos años Baguet Luis ha desarrollado también otros aliados como la velocidad sobre las bases, batear a las dos manos…

“Lo de la carrera va en la preparación que hicimos antes de la serie, con un entrenamiento muy bueno en la playa y tampoco la hemos descuidado, así las piernas se mantienen fuertes. Lo de ambidextro lo usé sobre todo en mis primeras series, es muy bueno, este año finalizando la primera etapa, los entrenadores me dijeron que podía rendir más a la zurda porque me iba bien, incluso frente a lanzadores de esa mano. Es verdad que no estaba rindiendo a la derecha, probamos y me ha ido bien”.

En algunas series fuiste regular. ¿Cómo manejas el pasar de ese liderazgo a estar en el banco?

“Todo está en pensar para el equipo, en el resultado final, por eso estamos aquí, unos momentos en el banco, otros jugando, donde esté tengo que hacerlo bien. En mi mente siempre está hacerlo bien cada vez que me toque y donde me toque, hasta cuando tienes que correr, unas veces me sale bien y otras no”.

Con 31 años de edad, Yoandy es de una generación intermedia. ¿Qué tan diferentes son estos Gallos?

“Es un equipo luchador, donde hay más juventud que en los otros donde ha habido mucho bateo pero la velocidad en función de la ofensiva no se aprovechaba mucho. Somos muy comunicativos, nos ayudamos y eso hace que juguemos la pelota alegre y cuando se actúa así tiene que salir el resultado”.

¿Jugar preferiblemente en segunda no te ha limitado?

“Este año jugué en el jardín izquierdo porque casi que lo pedí, lo he hecho en otras oportunidades, pero en segunda he desarrollado mis habilidades y es donde más me gusta; no obstante, estoy listo para jugar donde me pongan”.

Los Gallos viven su peor momento de la campaña cuando se reparten los cupos para la clasificación y no hay nada seguro. Pero Baguet se atreve a hablar a nombre colectivo como si asumiera uno de esos turnos difíciles.

“Es un final difícil, hay muchos equipos que estaban atrás y han venido subiendo. Es verdad que hemos perdido algunos juegos, pero no lo veo mal porque no es fácil aguantar el ritmo que teníamos. A veces el público no entiende, pero nunca hemos perdido la autoestima, ni la concentración, estamos enfocados en clasificar para llegar a los play off y ahí vamos a dar lo mejor de nosotros”.

One comment

  1. Ana Cabrera figueroa

    Creo apesar dejo estar
    En Cuba quelos muchachos
    An echo SU juego y Sean
    Sacrificado todo notiene
    Queser malo la pelota es
    Redonda y siquiere nova
    PARA donde tuquisiera
    QUE valla PERO llo me
    Quedo consus sacrifisio
    NADIE quiere perder para
    Mi llason mis canpeone
    Desde tenerife España
    Una cubana

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.