En marcha Convención Internacional Cuba Salud 2018

Salud, Cuba, Díaz Canel, Convención
Cuba es un ejemplo para el mundo, aseguró el director de la OMS. (Foto: ACN)

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, asistió a la inauguración de la III Convención Internacional Cuba Salud 2018

Roberto Morales Ojeda, ministro de Salud Pública de Cuba, señaló este lunes que es una responsabilidad de los sistemas sanitarios no solo curar, sino alertar, reclamar la necesidad de proteger la especie humana y contribuir a que las personas vivan sanamente, con dignidad.
Morales Ojeda, miembro del Buró Político y Vicepresidente del Consejo de Estado, impartió una conferencia magistral con la cual quedó inaugurada la III Convención Internacional Cuba Salud 2018, en presencia de José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido, y de Miguel Díaz-Canel, miembro del Buró Político y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.
Señaló que el intercambio que tendrá lugar en estos cinco días, en el Palacio de Convenciones de La Habana, contribuirá a estrechar la solidaridad y cooperación en el sector, en un contexto global en el que los principales problemas socioeconómicos repercuten en los servicios, y en el cuadro sanitario de las poblaciones con mayores afectaciones en países de bajos ingresos.
Hoy, las amenazas a la paz mundial, las guerras, la escasez de alimentos y agua, el agotamiento de las fuentes de energía y el cambio climático, hacen de este planeta un lugar inseguro y condiciona la perpetuidad de la especie humana, dijo, de ahí su llamado a los gobiernos.
Puntualizó que de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud en la región de las Américas al menos un tercio de sus habitantes no pueden acceder a servicios de salud integrales para lograr una vida saludable, y prevenir las enfermedades.
El acceso y la cobertura nacional de salud, dijo, implican que todas las personas y comunidades tengan derecho, sin discriminación alguna a servicios integrales adecuados, oportunos y determinados a nivel nacional, así como a medicamentos de calidad, eficaces y asequibles.
Ante los doctores Tedros Adhanom Ghebreyesus y Carissa Etienne, directores generales de las organizaciones Mundial y Panamericana de la Salud (OMS/OPS), y de ministros, viceministros y otros directivos de países, Morales Ojeda recordó que en las últimas cuatro décadas la Declaración de Alma-Ata ha sido el eje central de los pronunciamientos en las políticas en pos de lograr “Salud para Todos”.
Tras expresar que en Cuba la salud es un derecho de todo ciudadano, puntualizó que se garantiza el acceso pleno a los servicios en los tres niveles de atención, sin exclusión ni brechas de cobertura.
Para una población de más de 11 millones 200 mil habitantes, se cuenta con 450 policlínicos, 10 mil 869 consultorios del médico y enfermera de la familia, mil 215 servicios estomatológicos, 150 hospitales, 131 hogares maternos, 287 casas de abuelo, y 150 hogares de ancianos, entre otras instituciones, precisó el orador.
El titular del MINSAP ofreció cifras que demuestran los avances del país en diversos programas de salud, como su tasa de mortalidad infantil de 4,0 por cada mil nacidos vivos, e insistió que el acceso y cobertura de salud son fundamentales con vistas a la consecución de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.
En Cuba, aclaró, estos están incluidos en las políticas públicas y sus estrategias de desarrollo, los que toman mayor relevancia en el modelo de desarrollo económico y social cubano y sus lineamientos, en total coincidencia con lo expresado en términos de eficiencia, intersectorialidad, resiliencia y salud global.
Morales Ojeda señaló que los logros asistenciales de Cuba, incluyendo su colaboración internacional, se han alcanzado pese al más injusto y cruel bloqueo del gobierno de Estados Unidos hacia la Isla, recrudecido ahora con la administración de Donald Trump.
Advirtió que el fenómeno internacional de la migración y contratación individual del personal sanitario afecta a los países en desarrollo e influye negativamente en la cobertura universal, de ahí su llamado a los gobiernos a establecer negociaciones para a través de convenios institucionales no dejar desprotegidos los servicios a la población.

Cuba es un ejemplo para el mundo, asegura director de la OMS

Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), felicitó a Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político del PCC y presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, por recibir tan alto cargo el pasado 19 de abril, y agradeció su presencia en la apertura del evento, como una muestra elocuente de su compromiso con la salud para todos.
Expresó estar muy contento de estar en La Habana y comentó que cada vez que visita este país se siente en casa, aunque de algún modo siempre le sorprenden los avances en el sector.
Adhanom resaltó que es maravilloso ver a tantos ministros y autoridades sanitarias reunidos en tan importante convención, y reafirmó que Cuba es el mejor lugar para efectuar el encuentro.
Quiero felicitar a la Isla, especialmente por validar la eliminación de la transmisión materno-infantil del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y la sífilis congénita, lo cual no es accidental, sino que responde al excelente desarrollo de la atención primaria, señaló.
Aseguró que entre los aspectos que más impresiona de Cuba es su aporte de conocimientos al mundo, en especial a través de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) y de la cooperación internacional, con el propósito de contribuir a la salud universal.
Cada país puede avanzar más allá de su desarrollo económico, el dinero no hace la diferencia, dijo, a la vez que destacó que los avances dependen en gran medida de la voluntad política de las naciones.
Cuba es un ejemplo de ello para el mundo, queremos y tendremos salud para todos, subrayó.
Además, manifestó que la OMS fue fundada hace 70 años bajo el precepto de que el acceso a tales servicios es un derecho humano para todos y no un privilegio de unos pocos.
Carissa Etienne, directora general de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), aseveró que en la región se han hecho grandes esfuerzos, aunque no son suficientes, lo cual se evidencia en el hecho de que más de un tercio de los integrantes de esta parte del mundo no tiene acceso a los servicios sanitarios.
Recalcó que los países del área no superan aún las barreras para el acceso a los servicios asistenciales, y que son inaceptables realidades como el alto costo de los medicamentos y el limitado acceso al agua potable.
Etienne manifestó que es preciso reducir las desigualdades, y lograr que los sistemas de salud estén más volcados a las familias, ciudades y comunidades.
Sentenció también que el lanzamiento de la Semana de Vacunación en las Américas, que tuvo lugar en la mañana de este lunes en la facultad de Ciencias Médicas Victoria de Girón, constituye un reconocimiento a la labor de la mayor de las Antillas y de la región.
Asistieron a la inauguración del evento, además, Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político del PCC, vicepresidente del Consejo de Estado y titular de Salud Pública; ministros, viceministros, y directivos del sector de 50 países, representantes de organismos internacionales y delegados extranjeros procedentes de 67 naciones.

 

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.