Forestales espirituanos liquidaron secuelas de Irma

Recuperados casi 3 530 metros cúbicos de madera para la reparación de viviendas dañadas y otros destinos

Forestal, recuperación, Sancti Spíritus
Buena parte de la madera acopiada tras el azote del ciclón se empleó en la recuperación de viviendas.

Recuperados casi 3 530 metros cúbicos de madera para la reparación de viviendas dañadas y otros destinos

Mediante el trabajo agrotécnico y de manejo desplegado por los colectivos de la Empresa Agroforestal Sancti Spíritus, la provincia logró transformar buena parte de las secuelas dejadas por el huracán Irma en los recursos forestales bajo su patronato, a la vez que se extrajeron de las áreas dañadas casi 3 530 metros cúbicos de madera, aprovechada después en la recuperación de viviendas y otros destinos de interés económico y social.                                                                                           Antonio Álvarez González, director técnico y de desarrollo en la entidad espirituana, declaró a Escambray que las afectaciones que se reportaron en las más de 1 600 hectáreas entre plantaciones jóvenes y establecidas (de dos a cinco años de vida), que se calificaron de ligeras, se encuentran recuperadas, en lo cual inciden labores específicas como sembrar nuevas posturas y cubrir con tierra la base de la raíz.

“La madera tumbada por el ciclón que se podía sacar ya se aprovechó, la que se pierde es en aquellos lugares inaccesibles o de difícil acceso de la montaña, pero son bosques naturales que se regeneran y esos residuos se incorporan al suelo”, precisó.                                                                           Para el proceso recuperativo fue determinante la indemnización que hizo la Empresa de Seguro por esas pérdidas parciales, resaltó Ania Marrero Felipe, especialista integral forestal. “Ese mismo dinero lo invertimos en la reposición de las plantas dañadas y en el tratamiento a las que se doblaron o partieron”.                                                                                         Un comportamiento diferente exhibe la elaboración de carbón vegetal para la exportación, actividad que se mantiene por debajo de las cifras planificadas en unas 150 toneladas, como consecuencia del impacto de los eventos lluviosos que han impedido el trabajo de las brigadas en las áreas de producción, según comentó Antonio Álvarez.                                                              Tras resarcir buena parte de los estragos que dejó Irma en el patrimonio forestal espirituano, los trabajadores de la entidad han tenido que lidiar con el daño provocado por las intensas lluvias de mayo pasado en unas 200 000 posturas destinadas a la siembra en el presente período primaveral.                                                     “Prácticamente el único vivero que no se afectó fue el de Fomento y desde ahí se ha ido trasplantando para los demás territorios, a la vez que se trabaja en cada lugar en la recuperación de esa actividad para no perder ni una bolsa”, explicó Ania Marrero.     Dificultades con la preparación de tierra, a cargo de fuerzas mecanizadas de la Agricultura, también frenan el buen avance de la siembra, campaña que extiende su calendario hasta septiembre bajo la aspiración de fomentar casi 500 hectáreas de diversas especies maderables.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.