Industria espirituana elaboró más de 450 toneladas de pasta de cebolla

Sancti Spíritus cumple con la fabricación de los niveles de pasta comprometidos en el programa de sustitución de importaciones

sancti spiritus, fabrica de conservas, cebolla, pasta de cebolla
El buen estado de la materia prima incidió en la calidad de la pulpa fabricada. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Pese a que el calendario de molida se desplazó más allá de su período tradicional debido al impacto del clima en el cultivo, Sancti Spíritus logró cumplir con uno de los encargos estatales que fija el programa de sustitución de importaciones al territorio: la fabricación de pasta de cebolla, una materia prima utilizada después como parte de la planificación nacional en otras plantas conserveras del país.

La implementación desde hace más de una década de esta estrategia de país que permite reducir la compra en el exterior de cebolla en polvo, convierte al bulbo de Banao en el epicentro agrícola del programa porque es el polo productivo comprometido con garantizar la materia prima a la línea de procesamiento de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Conservas Sancti Spíritus, única de su tipo dentro del Ministerio de la Industria Alimenticia que elabora este surtido.

Juan Carlos Guzmán Furgel, director de la UEB, declaró a la prensa que el procesamiento entre enero y febrero abarcó la molida de las 550 toneladas de cebolla blanca contratadas para la campaña y fabricar 458 toneladas de pasta inscritas en el plan, cifra que garantiza las necesidades del territorio y se envía a otras industrias conserveras.

“A pesar de la incidencia del clima en el cultivo, se cumplieron las contrataciones y fue buena la calidad de la cebolla y de la pasta, un resultado que habla del trabajo de los productores y del comportamiento de la línea industrial”, expresó el directivo.

Vencido el primer compromiso del programa de sustitución de importaciones, la UEB Conservas acopia ya los primeros envíos agrícolas de tomate con vistas a iniciar el procesamiento antes de terminar febrero, una campaña retrasada también por la repercusión de las lluvias en el cultivo y que ante la prevista concentración de la cosecha obligó a contratar parte de los envíos hacia la industria de Jagüey Grande, en Matanzas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.