Llegan primeros colaboradores espirituanos (+fotos)

sancti spiritus, medicos cubanos, mas medicos, brasil
Autoridades de la provincia, familia y amigos dieron la bienvenida a los galenos espirituanos. (Foto: Oscar Alfonso/ Escambray)

Ocho médicos, de los más de 300 espirituanos que se encontraban brindando asistencia médica en Brasil acaban de arribar a la provincia

No fueron, tal vez, los sobresaltos del vuelo —por más habituados que estuvieran a viajar— ni los apuros de preparar el equipaje las emociones más sentidas para aquellos médicos. Ya se habían ido preparando para la partida: dejar el consultorio con las historias clínicas actualizadas, dejar los medicamentos listos para quienes los precisaban urgentemente, intentar sobreponerse al llanto de muchos pacientes y al abrazo de despedida…

Pero cuando los ocho médicos espirituanos regresaban estaba tarde a Sancti Spíritus no podían saber de las batas blancas de colegas y estudiantes que se aglomeraban desde mucho antes en la Plaza de la Revolución, de las banderas por todas partes, de las flores y de la familia toda a la espera también.

Cuando el ómnibus frenó en medio de la plaza y las sirenas de las patrullas que lo precedía se ahogaron con tanto aplauso desmedido, nadie pudo contenerse. Solo bastó la puerta abierta y aún con un pie en la escalerilla de la guagua los brazos de Alejandro se hicieron un nudo en el cuello de Jianny y solo se escuchó entonces, en medio de la algarabía, aquel estremecedor: ¡Mamá!

Luego en declaraciones a la prensa la doctora Jianny Batista, todavía con las manos del pequeño rodeándole la cintura, confesaría que fue una misión atípica porque trabajaban en zonas difíciles, porque a veces eran los únicos que laboraban en cierto municipio, porque había que salvar con los mínimos recursos.

“Estaba en Santa Catarina, en el municipio de Brazo del Norte, y atendía una población aproximadamente de 6 000 pacientes. Lo que más me marcó fue que el pueblo más carente no tenía casi acceso a medicina y solamente los primeros cuatro meses de haber llegado a ese puesto médico se diagnosticaron siete casos de cáncer avanzado. Otro caso que me marcó fue el de un niño, Emmanuel, que estaba con anemia severa hacía varios meses sin un diagnóstico y solo en el primer mes se le diagnosticó una púrpura trombocitopénica y tuvo una evolución favorable”.

Historias parecidas narra el doctor Yunaiki Cruz Verdecia quien al término de esta, su tercera misión internacionalista, tampoco pudo enjugar a tiempo las lágrimas cuando la pequeña se le abalanzó o al ver llorando, también, a su hijo.

“Ha sido muy importante y al regreso nos recibió en La Habana Díaz- Canel que nos decía que nosotros regresamos con la frente y la dignidad muy en alto; eso me emocionó mucho. Me siento muy contento de estar aquí y con el deber cumplido”.

Han sido los primeros ocho galenos que llegan a Sancti Spíritus de los más de 300 espirituanos que se encontraban brindando asistencia médica en Brasil.

En la capital ya se halla otro grupo que arribará a esta central provincia en horas de la tarde. Al llegar se revivirán similares escenas: las banderas inundando la plaza, las canciones salidas de los audios, las batas blancas de colegas, las familias y los abrazos incontenibles dándoles la bienvenida.  

sancti spiritus, medicos cubanos, mas medicos, brasil
La primera secretaria del Partido en Sancti Spíritus, Deivy Pérez, entregó diplomas de reconocimiento a los médicos espirituanos. (Foto: Oscar Alfonso/ Escambray)
sancti spiritus, medicos cubanos, mas medicos, brasil
Los recién llegados manifestaron su alegría por estar otra vez en la Patria. (Foto: Oscar Alfonso/ Escambray)
sancti spiritus, medicos cubanos, mas medicos, brasil
La Plaza de la Revolución Mayor General Serafín Sánchez Valdivia, de Sancti Spíritus, fue el escenario escogido para el recibimiento oficial a este grupo de profesionales espirituanos. (Foto: Oscar Alfonso/ Escambray)
sancti spiritus, medicos cubanos, mas medicos, brasil
Jianny Batista, todavía con las manos del pequeño rodeándole la cintura, confesaría que fue una misión atípica porque trabajaban en zonas difíciles. (Foto: Oscar Alfonso/ Escambray)

One comment

  1. Muy bien por las autoridades y felicidades para esos colaboradores que regresan a la Patria con la satisfacciòn del deber cumplido. Pero, las autoridades deberian tener este mismo trato con todos los colaboradores que se encuentran en el exterior, una vez que concluyan su Misiòn, ellos tambièn se merecen estos detalles. De lo contrario parece ser publicidad polìtica ya que no es igual el trato cuando concluyen misiòn para todos y todas. Van para sus casas y ya. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *