Mientras refuerza el bloqueo, EE.UU. “aboga” por más Internet en Cuba

EE.UU., Cuba, Internet, Departamento de Estado
Pese al bloqueo, Etecsa comercializa el Internet través de los datos móviles.

El Grupo de Trabajo sobre Internet en Cuba, creado sin consentimiento de la isla, realizará recomendaciones para ”ampliar el acceso” a la red en un país donde comenzó la navegación mediante datos móviles

La mencionada fuerza realizó este jueves su segunda reunión en la sede del Departamento de Estado, para dar continuidad al encuentro inaugural efectuado el 7 de febrero pasado con el objetivo aducido de ‘ayudar al pueblo a disfrutar de un flujo de información libre y no regulado’.

Durante esa cita inicial, la estructura denunciada por el Gobierno del país caribeño por su carácter subversivo informó que crearía dos subcomités, uno para ‘explorar el papel de los medios de comunicación y la libertad de información’ en la nación antillana, y otro para ‘explorar el acceso a Internet’.

En un comunicado difundido ete jueves, el Departamento de Estado indicó que como parte de esta segunda reunión el grupo de trabajo ‘acordó preparar un informe final con recomendaciones para el Secretario de Estado y el presidente’, el cual estará disponible en mayo de 2019.

La declaración recordó que esa fuerza está presidida por el subsecretario adjunto interino para Asuntos del Hemisferio Occidental, Dale Eppler, y que la integran, además del Departamento de Estado, la Oficina de Transmisiones a Cuba, la cual opera a Radio y TV Martí, y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, entre otras entidades.

Precisó, además, que el grupo está en correspondencia con lo dispuesto en el Memorando Presidencial de Seguridad Nacional emitido por el gobernante del país, Donald Trump, el 16 de junio de 2017 en Miami, Florida.

Rodeado ese día por miembros de la ultraderecha de origen cubano, el jefe de la Casa Blanca anunció un cambio de política hacia la mayor de las Antillas con el fin de fortalecer el bloqueo y limitar los viajes entre ambos países, a pesar de los llamados de numerosos sectores interesados en un mayor acercamiento.

Después de que el Gobierno estadounidense anunció que crearía ese cuerpo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba entregó el 31 de enero una nota diplomática al entonces encargado de negocios de la embajada norteamericana en La Habana, Lawrence Gumbiner.

En ese texto la cancillería expresó su enérgica protesta por la pretensión de Washington ‘de violar de modo flagrante la soberanía cubana, en lo que respecta a la competencia nacional para regular los flujos de información y el uso de los medios de difusión masiva’.

Asimismo, rechazó el intento de manipular Internet ‘para llevar a cabo programas ilegales con fines políticos y de subversión, como parte de sus acciones destinadas a alterar o cambiar el orden constitucional’.

La nota demandó nuevamente al Gobierno estadounidense que cese sus acciones subversivas, injerencistas e ilegales contra Cuba, y lo instó a respetar la soberanía de la isla, el Derecho Internacional, y los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas.

Mientras Washington presenta al grupo de trabajo como un intento de apoyar al pueblo cubano, la nación caribeña ha denunciado que el bloqueo impuesto por Estados Unidos hace más de 55 años impide el libre acceso desde Cuba a los contenidos de la red de redes.

En el informe anual sobre los daños de ese cerco económico, comercial y financiero, el país caribeño indicó, además, que tal política imposibilita el derecho a las libertades expresadas y aceptadas por los autores que publican software con Licencia Pública General (GNU-GPL).

Tal afectación se materializa a través de la negativa de acceso al servicio o de descarga de información, una vez que se reconoce que el enlace se realiza desde una dirección de Internet (IP) otorgada al dominio cubano ‘.cu’, añadió ese documento.

Pese a esos y otros obstáculos relacionados con un bloqueo que la administración Trump insiste en mantener, la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba comercializa desde este jueves el Internet través de los datos móviles.

La nueva modalidad de acceso forma parte del Programa de Informatización de la sociedad cubana, que desde 2013 echó a andar de manera paulatina. Según datos oficiales, en el territorio antillano se cuenta ya con 670 salas de navegación, más de mil 200 sitios wifi, y 5,3 millones de líneas móviles.

En la actualidad, cinco millones de personas tienen acceso a algunos de los servicios de Internet desde las instituciones, y de acuerdo con lo expresado por el Gobierno cubano, incrementar el acceso a la red de redes y la tecnología constituye una prioridad.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.