No pensé que tendría una oportunidad así, no me lo esperaba

Dairelis Pérez Díaz, estudiante de tercer año en la especialidad de Logopedia, fue elegida como la primera espirituana delegada directa al IX Congreso de la FEU

sancti spiritus, IX congreso de la feu, federacion estudiantil universitaria, feu, logopedia
“Es un reto que tengo: llevar las inquietudes de los estudiantes”, afirma Dairelis Pérez. (Foto: Vicente Brito/ escambray)

“En la Universidad me he desarrollado como persona, me siento orgullosa, no pensé que tendría una oportunidad así. Cuando hicieron las elecciones no sabía que en el aula tuviera a tantas personas que creyeran en mí, no me lo esperaba”, comenta con el entusiasmo dibujado en sus ojos Dairelis Pérez Díaz, estudiante de tercer año de Logopedia y a quien tomó de sorpresa la noticia de que sería la primera delegada directa de la casa de altos estudios espirituana al IX Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), previsto en el mes de julio en La Habana.

Todavía le parece irreal que la prensa centre su atención en ella. Responde los comentarios que llegan desde la intranet universitaria sobre su elección el pasado lunes 26 de marzo y agradece cada uno de los halagos.

“Dairelis ha estado en las galas que se hacen en Mayajigua, Banao, en el bulevar, en la Universidad, solo no me he vestido de barro —en referencia a las estatuas vivientes que forman parte del movimiento de artistas aficionados en la institución—, pero en lo demás, sí. Dentro de mi grupo soy extrovertida, me encanta reírme, y me llevo muy bien con los demás. Mi principal meta es graduarme, quiero ser título de oro. Me gustaría trabajar en una escuela especial, quiero contribuir al crecimiento, desarrollo e integración a la sociedad de estos niños.

“Desde chiquita quise ser médico, siempre fue parte de mis juegos, mi mamá pensó eso. Cuando me hablaron de Logopedia en la formación vocacional me interesé porque podía atender a los niños que tuvieran alguna dificultad en el lenguaje y la comunicación. Desde que entré a la Universidad me ha gustado, me he sentido bien en la observación, en la visita a las escuelas. Siempre se aprende de todos, incluso los de tu misma edad tienen mucho que enseñarte y los profes son excelentes, esta es un carrera certificada de excelencia por la Junta de Acreditación Nacional”.

¿Qué planteamientos llevas al Congreso?

“Quiero agradecer a todos los que han confiado en mí, es un reto que tengo, llevar las inquietudes de los estudiantes, por ejemplo, la participación más activa de los miembros de la FEU en las actividades, cambio en el horario docente porque empezamos a las 7:50 a.m., y el debate en cuanto a la bonificación académica”.

¿Cuáles crees son los retos de la FEU como organización joven más longeva de Cuba?

“Como FEU tenemos el reto de seguir adelante, manteniendo lo que tenemos y cumpliendo las tareas. Lo importante es seguir representando a los compañeros”.

¿Y las redes sociales?

“Me gustan, aunque solo estoy en Facebook. En mi perfil comparto las cosas de la Universidad, o les doy like, pongo otras mías, de mis amigas, del grupo cuando salimos. Soy extrovertida, alegre, cariñosa, y sobre todo muy humana”.

Cuando conocen qué estudias, ¿las personas te piden tratamiento para sus hijos?

“Sí, los vecinos sobre todo. Cuando estaba en primer año me preguntaban, pero lo que se da es una introducción a la carrera, les preguntaba a mis profesores y les decía. Ahora lo sigo haciendo, les recomiendo a los especialistas”.

Casi al terminar la joven reconoce que hace poco vive en Guayos, al empezar en la Educación Superior, más su tierra natal está muchos kilómetros al este de ese territorio.

¿Dónde es?

“En Camagüey. En Céspedes (municipio Carlos Manuel de Céspedes)”.

¿En la misma localidad?

“En el Kirche. ¿Lo vas a poner?”.

¿Y el preuniversitario dónde lo cursaste?

“En el centro mixto Rafael Guerra Vives, en la propia cabecera. A mediados de onceno grado empecé a viajar todos los días. Me montaba en lo que pasara para llegar a tiempo”.

Experiencias que no olvidas…

“Cuando entré a la Universidad empecé más tarde porque estaba en los trámites del cambio de residencia. Al llegar al aula me impresioné porque eran muchas personas de diferentes lugares y no los conocía. Al final nos llevamos bien, somos 14 en la brigada”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.