Pescadores espirituanos “viven” en los embalses

Los altos niveles de agua en los embalses espirituanos no impiden que los acuicultores realicen sus capturas, aunque este año el plan disminuye en unas 1 000 toneladas con respecto al 2017

presa zaza, pescadores, sancti spiritus
Los acuicultores ponen todo su empeño para sacar la mayor cantidad de peces de los embalses. (Foto: Vicente Brito)

Para los acuicultores espirituanos resulta determinante cerrar diciembre con unas 3 500 toneladas de especies de agua dulce enviadas al procesamiento industrial; aunque las faenas, desde inicios del año resultan duras, pues los niveles de agua en los embalses no bajan y el esfuerzo de los pescadores se incrementa cada día más.

En declaraciones a Escambray Pedro Plasencia Sosa, director de Producción en la Empresa Pesquera Espirituana (Pescaspir)¨, explicó que se trata de un 2018 atípico, donde predominan las lluvias, pero aun así hasta el cierre de agosto la provincia acumula 2 415 toneladas de pescado.

Curiosa resulta la proliferación del labeo en los diferentes acuatorios del territorio, una especie que representa el 90 por ciento de las capturas enviadas a la industria, para dejar atrás a la tenca, lo que al parecer está relacionado con un desove natural, pues los ejemplares capturados de unos 500 gramos de peso así lo indican.

Para las 14 brigadas que operan en el territorio el reto está bien definido: trabajar a cualquier hora incluso de noche y madrugada, buscando mayor producción con la utilización de tres artes de pesca fundamentales: la bocana, el chinchorro y los paños.

Plasencia Sosa añadió que mantienen hombres trabajando aguas abajo de la Zaza, en la Toma de Agua y la Barca, por la zona de Vallejo, donde se han podido recuperar alrededor de 500 toneladas de pescado que salieron por el aliviadero de la presa durante las diversas ocasiones que fueron abiertas las compuertas.

A pesar de estos esfuerzos, los acuicultores espirituanos hoy reportan 1 000 toneladas de pescado menos que en igual etapa del 2017, cuando la sequía evaporó el agua de las presas y las capturas se mantuvieron bien altas. Claro que en el resultado productivo de hoy está presente también el desempeño de las granjas de ceba de claria y tilapia, las que hasta el momento acumulan 666 toneladas cosechadas y van por más.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.