Segundo día de paro general tras protestas en capital haitiana

En la madrugada se registraron enfrentamientos entre las fuerzas especializadas e individuos no identificados en Limbe, en el norte del país, y aún trabajan para garantizar la seguridad

haiti, protestas
Grupos opositores señalan que ‘es demasiado tarde’ y exigen la renuncia inmediata del presidente Jovenel Moise.

La capital haitiana vive este 20 de noviembre su segundo día de paro general, luego de la masiva movilización del domingo, contra la corrupción y el supuesto manejo fraudulento de los fondos públicos.

Aún los comercios, escuelas, transporte colectivo e instituciones públicas permanecen cerradas, aunque en algunas áreas de Puerto Príncipe se reanudan tímidamente las actividades, y se notan un número mayor de vehículos en comparación con el lunes.

De acuerdo a las autoridades policiales, en la madrugada se registraron enfrentamientos entre las fuerzas especializadas e individuos no identificados en Limbe, en el norte del país, y aún trabajan para garantizar la seguridad.

En zonas como Cabo Haitiano (norte), La Saline y Bon Repos (oeste), también están siendo atacados los vehículos de primero auxilios, según precisó el director del Centro Nacional de Ambulancia, Harold Louis a Radio Televisión Caraibes.

Señaló que un conductor de ambulancia fue severamente golpeado, y actualmente recibe atención médica en un hospital de la capital, y pidió a la población facilitar el transporte de emergencia a los pacientes heridos.

A pesar de que el Gobierno ha reiterado su disposición al diálogo, varios grupos opositores señalan que ‘es demasiado tarde’ y exigen la renuncia inmediata del presidente Jovenel Moise.

Según la presidenta del partido Fusión, Edmonde Beauzile, solo está dispuesta a sentarse con el jefe de Estado para plantear su salida de poder, y subrayó que ‘urgentemente las fuerzas se reunirán para encontrar una alternativa común para manejar la transición’.

Las protestas del domingo dejaron un saldo de unos tres fallecidos, según las autoridades nacionales, mientras otras cinco resultaron heridas y 23 fueron arrestadas. Sin embargo la oposición señaló que el número de muertes se elevó a 11, se lesionaron unas 45 personas y las fuerzas del orden detuvieron a otras 75.

La víspera, el presidente haitiano se reunió con los líderes del poder Judicial y Legislativo, para analizar la situación del país, y acordaron continuar el diálogo con los diversos sectores, así como intensificar los programas de ‘apaciguamiento social’ y encontrar la armonía necesaria para un mejor funcionamiento del Estado.

 

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.