Trump a favor de aplicar controvertida política policial en Chicago

Trump, Chicago
Trump se refirió a esa práctica durante un discurso en la convención anual de la Asociación Internacional de Jefes de Policía. (Foto: PL)

El presidente Donald Trump manifestó que la policía de Chicago debería implementar la polémica política de ”parar y registrar” para frenar la violencia armada en la tercera mayor ciudad estadounidense

El mandatario republicano, quien regularmente menciona a la principal urbe del estado de Illinois cuando habla sobre crimen, se refirió a esa práctica durante un discurso en la convención anual de la Asociación Internacional de Jefes de Policía, que se celebra en Orlando, Florida.

‘He ordenado a la oficina del fiscal general que vaya inmediatamente a la gran ciudad de Chicago para ayudar a corregir la terrible ola de disparos. Lo voy a arreglar y lo arreglaré rápido, no hay razón para lo que está sucediendo allí’, expresó el gobernante, quien ha criticado a la administración demócrata de la ciudad.

Trump argumentó que la política de parar y registrar ayudó a reducir los delitos violentos en Nueva York en la década de 1990 y principios de los 2000, cuando su ahora abogado Rudy Giuliani era alcalde de esa urbe.

Mediante esa táctica los agentes de policía detienen, interrogan y cachean a las personas de quienes sospechan que pueden ser peligrosas o que cometieron un delito.

Pero cuando esa política fue aplicada por el Departamento de Policía de Nueva York recibió críticas por considerarse que tenía un perfil racial, y en 2013 un juez federal dictaminó que era discriminatoria e inconstitucional.

A pesar de ese precedente, el jefe de la Casa Blanca manifestó que el ‘parar y registrar’ funciona si se aplica correctamente. ‘La ola de delitos es una plaga terrible en esa ciudad y haremos todo lo posible para que se haga’, apuntó sobre Chicago.

Según Trump, también pidió a la oficina del fiscal general que trabaje con las autoridades locales para tratar de cambiar ‘el terrible acuerdo’ que alcanzó Chicago con la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), que desde su punto de vista ‘ata las manos de los agentes de la ley’.

De ese modo hizo alusión a un pacto alcanzado entre el Departamento de Policía de la urbe y la ACLU en 2016, el cual obliga a los agentes a documentar cada vez que paren a una persona en la calle, en esfuerzo por evitar que tales detenciones se realicen debido a un perfil racial.

Trump realizó esos comentarios sobre Chicago después de que las fuerzas del orden reportaron la semana pasada que el número de asesinatos de enero a septiembre de este año se redujo un 19 por ciento en comparación con igual periodo de 2017, mientras los tiroteos disminuyeron un 17 por ciento.

Como respuesta a las declaraciones de Trump, la oficina del alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, señaló en un comunicado que incluso alguien tan despistado como Trump debe saber que ‘parar y registrar simplemente no es la solución al crimen’.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.