Venezuela, blanco mediático por caravana de migrantes centroamericanos

Venezuela, emigración, Centroamérica
La migración masiva desde Centroamérica obedece a la falta de cumplimiento de las garantías en materia de derechos humanos. (Foto: PL)

La desmedida guerra mediática promovida por factores de la derecha ponen nuevamente a Venezuela en el blanco de la mira y acusan al gobierno de financiar la caravana de migrantes centroamericanos que avanza rumbo a EE.UU.

Como parte de esta nueva campaña de descrédito auspiciada por Washington y sus aliados contra el Ejecutivo liderado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, las grandes corporaciones de la comunicación intentan responsabilizar al país sudamericano de la oleada migratoria de hondureños.

En ese sentido, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, manifestó en la red social Twitter que ‘como una profecía autocumplida, los lacayos imperiales no tienen límites y culpan de todo a Venezuela, sólo porque no nos rendimos’.

Por su parte, el analista internacional Fernando Bello explicó en el programa 360 transmitido por Venezolana de Televisión, que la migración es producto de las políticas imperialistas de la administración instalada en la Casa Blanca.

Destacó que en el caso venezolano, el flujo migratorio es inusual y respondió a factores económicos y no por violaciones de derechos humanos, o conflictos armados internos o internacionales.

Sin embargo, detalló que la migración masiva de los nacionales de Centroamérica es producto de la falta de cumplimiento de las garantías de los derechos humanos por parte de los gobiernos de esos países.

Datos estimados de Naciones Unidas reportan que siete mil hondureños aguardan en la localidad mexicana de Tapachula para entrar a Estados Unidos, luego de recorrer los territorios de Guatemala y El Salvador en busca de mejores oportunidades.

Mientras este fenómeno aún no tiene una respuesta, y el presidente estadounidense, Donald Trump, amenaza con eliminar las ayudas financieras que su gobierno brinda a países como El Salvador, Honduras y Guatemala, las tergiversaciones de una supuesta crisis humanitaria en Venezuela aumentan con el sólo fin de intervenir militarmente la nación bolivariana.

Ante este escenario, el analista político José Vicente Rangel reveló que cómo parte del asedio internacional a Venezuela cobra fuerza el esfuerzo operativo para una intervención con la participación de varias naciones.

A juicio del avezado periodista venezolano, varios gobiernos fueron convocados por Estados Unidos para participar en una acción contra el país sudamericano, y estos se han negado.

Un documento del Comando Sur de Estados Unidos enfatizó la necesidad de intensificar la guerra psicológica con el fin de provocar la división entre los miembros del Gobierno bolivariano, denunció Rangel en su habitual programa José Vicente hoy, transmitido por el canal privado Televen.

Rangel no descartó que en la geopolítica de la región latinoamericana y caribeña haya una acción militar y operación de bandera falsa contra Venezuela, en la que el Estado colombiano seria el principal operador.

Indicó que el gobierno venezolano mantiene una diplomacia activa con países de la Unión Europea, América Latina, África, entre otras regiones del mundo, dirigida a implantar una línea de acción con efectos de desmovolización de grupos internacionales que se habían conformado contra la nación bolivariana.

En ese sentido, el diputado de la Asamblea Nacional Constituyente Fernando Soto, también denunció la campaña para desestabilizar la soberanía nacional y crear un ambiente de caos en el país.

‘Venezuela ofrece a sus connacionales educación gratuita en todos los niveles, así como electricidad, gasolina, gas y otros servicios subsidiados mientras que en países como Honduras una caravana de personas huyen hacia el norte’, enfatizó el constituyente.

Soto señaló que estos migrantes intentan ‘salir de un Gobierno que fue colocado en el poder bajo una gran estafa’, a la vez que el Ejecutivo de Caracas brindó hasta la fecha repatriación a ocho mil 313 venezolanos, asediados con acciones de xenofobia en el exterior, a través del programa gubernamental Plan Vuelta a la Patria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *