Viaje a los orígenes

Exponen en Zaza del Medio obras de 17 artistas taguasquenses de la plástica

Francisco Rodríguez, Serafín Sánchez
Francisco Rodríguez y su versión de la muerte de Serafín Sánchez.

Exponen en Zaza del Medio obras de 17 artistas taguasquenses de la plástica

Desde el viernes en la noche quedó inaugurada la exposición colectiva Orígenes, en la Casa de Cultura de Zaza del Medio, con la presencia de personalidades de la Cultura y autoridades del territorio y la nación, quienes pudieron disfrutar de una muestra antológica de 17 artistas taguasquenses de la plástica, que se mantendrá abierta al público hasta el próximo 3 de agosto.

Por vez primera se realiza en un municipio espirituano la exhibición de un conjunto de obras elaboradas por distintas generaciones, donde participan creadores consagrados y jóvenes talentos, lo cual permite apreciar el rico espectro temático y tendencias artísticas expresadas con un digno nivel de elaboración conceptual y de pulcra factura.

Entre los consagrados se hallan Alicia Leal, Luisa María Serrano (Lichi), Wilfredo Prieto y José Perdomo, quienes tienen residencia fuera de esa localidad, pero que mantienen sus orígenes en la tierra que los vio nacer. Junto a ellos se encuentra Francisco Rodríguez, el pintor que ha cultivado con acierto los temas históricos a través de héroes mambises que lucharon en las guerras de independencia.

Alicia Leal es reconocida por recrear los mitos, leyendas y evocaciones fantásticas mediante la manipulación consciente de los códigos naif; Lichi aborda problemáticas existenciales y dramas humanos de profunda significación; Wifredo Prieto remantiza los postulados legados por Duchamps con sus ready-made y la teoría del objet trouvé y lo infra leve; y José Perdomo constituye un fiel exponente del paisajismo hiperrealista espirituano.

El público pudo apreciar también las inquietudes de los nuevos talentos, quienes por lo general emplean lenguajes contemporáneos a partir de la instalación y la manipulación de elementos desde una óptica antropológica, existencial y sociológica.

Entre las obras expuestas hay que subrayar las fotográficas, que permitieron a sus autores hacer referencias sobre el paisaje (Yelena Lorenzo), el cuerpo humano (Leandro García) y las nuevas tecnologías digitales (Dairon Expósito). De igual modo, se presentaron piezas de cerámica con alto grado de significación y notable hechura, como las de Lisandra Armas y Dixán González. Como una pieza única se exhibe con un alto nivel de realización el tapiz Faisán, elaborado con la técnica punto cruz por María Elena Serrano (Maye).

Otras propuestas interesantes son la instalación Espejismo, de Arachely Álvarez, referida a la destrucción del puente sobre el río Zaza; Igualdad de valores, de Yorlin Pimienta, que aborda el tema de la igualdad racial a través de recursos conceptualistas; Interrupción fatal, fotografía de Rubén Pareja que sintetiza el drama de las barreras que impiden el desplazamiento libre del minusválido; el candoroso retrato La niña del colibrí, de Francis Rodríguez; y La tempestad, tríptico abstracto, de Rubén Riverol que juega con las enseñanzas de Malévich, pintor ucraniano de la vanguardia rusa de principios del siglo XX.

Tal como se expresa en el catálogo, estamos en presencia de un enriquecedor manojo de obras que oscilan entre el realismo, el conceptualismo, el minimalismo y la evocación lírica de la abstracción para establecer una posible dialógica  entre el ser y el estar de quienes crean con la profundidad de sus auténticas voces desde la anhelada intemporalidad. Se hace arte al andar, como esta propuesta saturada de ámbitos originarios explayada en un sinfín de interrogantes que se proyectan hacia el futuro.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.