Zafra con energía en Tuinucú – Escambray

Zafra con energía en Tuinucú

Otra vez el central espirituano Melanio Hernández está enrolado en una cosecha eficiente y se ubica entre los más destacados del país

sancti spiritus, zafra azucarera, central malanio hernandez
El pelotón mecanizado de la UBPC Paredes es el que mejor cumple el corte de caña. (Foto: Jose Luis Camellón/ Escambray)

Aunque en Tuinucú solo se garantiza alrededor del 30 por ciento del compromiso azucarero de Sancti Spíritus, la zafra con epicentro en el central Melanio Hernández es la que verdaderamente le da carácter provincial a la contienda espirituana, porque abre frentes de corte en siete de los ocho municipios —menos Jatibonico—, y para reforzar esa expansión territorial esta vez se muele caña vinculada de la zona de Carrillo, en Villa Clara.

Basta mirar el esquema de la cosecha para comprender la complejidad que implica articular cada día el abasto de materia prima, porque hay traslados tan distantes como Cantarrana, cerca de la costa sur, el Valle de los Ingenios, en Trinidad, y Fomento.

MOLER ESTABLE

La poca madurez de la plantación obligó a retrasar la arrancada del Melanio Hernández para el 28 de enero, tal vez el inicio más demorado que se recuerde y, tras más de dos meses de campaña, el ingenio ha tenido un comportamiento muy eficiente, llamativo resulta el alto rendimiento industrial, según declaró el ingeniero mecánico Radamés Rodríguez Palmero, director de la fábrica.

“Lo que más ha golpeado es el elevado tiempo industrial perdido por roturas en los rodamientos de los motores de cuchillas y en los conductores de bagazo, eso nos marcó el atraso que tenemos en el plan porque tuvimos momentos de estar por encima”, añadió.

Más que repasar el período trascurrido y enunciar la ejecución del 80 por ciento del plan, Rodríguez Palmero mira el calendario por recorrer hasta la primera mitad de mayo, de acuerdo con la reprogramación realizada y explicó que si se interpone la inclemencia del tiempo no queda otra alternativa que doblegar el esfuerzo para buscar eficiencia en la operación y “moler estable, sin interrupciones operativas, lo otro sería motivar a los hombres, pues con esas armas se gana la pelea, aunque hay que decir que la motivación es grande y la gente está guapeando duro”.

Puede afirmarse que esta es la zafra de la energía en Tuinucú, un resultado en el que determina el montaje de un preevaporador nuevo, además de lograr mayor eficiencia en el tándem a partir de aplicar mayor cantidad de agua al bagazo.

“Eso permite aumentar la evaporación y se traduce en más electricidad; de manera que estamos bien en la generación, en la entrega y en el consumo del Sistema Electroenergético Nacional; tenemos con respecto a los índices el mejor comportamiento de los últimos años”, destacó Rodolfo Pérez Arteaga, jefe del grupo técnico de Mantenimiento.

El ensaque de azúcar define otro acierto de la zafra; sin embargo, la dureza del producto ha generado preocupaciones a escala popular.

“La distancia entre la centrífuga y el almacén de azúcar es muy pequeña y cuando se envasa caliente tiende a endurecerse, hemos colocado ventiladores en los conductores para enfriarla, ya que para ensacar se pide menos de 40 grados de temperatura y actualmente está saliendo a 37 o 38 grados” detalló el director del central.

Víctor Acosta Villazón, especialista principal de fabricación, comentó acerca del trabajo acometido para contrarrestar los bajos niveles de maduración de la caña y las materias extrañas. “Montamos dos hidrociclones para la extracción de la tierra en los jugos, se separa ese lodo, y luego el jugo claro vuelve al proceso, somos los únicos del país con esta experiencia, nos ha dado buenos resultados en la clarificación y se expresa en la calidad del azúcar”.

RETO EN LOS CAMPOS

Aun con limitaciones en los medios de transportación, el mejor desempeño de las combinadas Case —de alta productividad— repercute en el comportamiento de la cosecha y los dos pelotones han demostrado que pueden jugar su papel en las áreas del Melanio Hernández, toda vez que deben asegurar diariamente el 44 por ciento de la tarea de corte, detalló Roberto Pérez Torres, director de Atención a Productores Agropecuarios.

“La dispersión de la cosecha obliga a un constante movimiento de las fuerzas, cabe destacar también el buen coeficiente de disposición técnica del envejecido lote de máquinas KTP. Hoy lo que más golpea el abasto es la falta de transportación, y algo positivo es que la caña la tenemos, todas las unidades dan seguridad con el estimado”, precisó el directivo.

Como ha sido habitual en los últimos años, el pelotón mecanizado de la Unidad Básica de Producción Cooperativa Paredes lidera la entrega de materia prima, un resultado que tiene detrás muchas horas de trabajo y desvelo, en un colectivo halado por el mejor operador de la cosecha en ese central, Edenis Nápoles Suárez.

“A la zafra hay que ponerle interés y voluntad, es verdad que te deja un buen salario, pero implica mucho sacrificio; amanezco en el campo a las cinco de la mañana y suelto la combinada por la noche; aquí no hay secretos, sencillamente en este colectivo nadie se va a dormir hasta que las máquinas queden listas, porque al otro día es llegar, arrancar y a picar caña”, detalló el joven de 28 años ubicado desde hace tres campañas entre los mejores operadores de la provincia.

One comment

  1. Es muy reconfortante y esperanzador ver cómo los jóvenes están comprometidos con su trabajo, tan importante para el desarrollo de la provincia y el sector.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.