Cuba califica de vergonzosa decisión de activar el TIAR

Invocar al TIAR es un deliberado intento por provocar una situación que pudiera desencadenar en el uso de la fuerza contra Venezuela.

Cuba, Minrex, OEA, Venezuela, TIAR
Ilustración: Osval

Cuba denuncia la vergonzosa decisión de activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), un convenio que contempla la utilización de la fuerza militar, afirmó este viernes el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex).

El Minrex ‘rechaza enérgicamente su invocación con el pretexto de calificar a Venezuela de una amenaza a la paz y a la seguridad en el hemisferio, cuando en realidad son la injerencista Doctrina Monroe aplicada por Estados Unidos, la hostilidad hacia la nación bolivariana y la utilización para esos fines de ese tratado, las que ponen en peligro la paz y seguridad regionales’.

Nuevamente la desprestigiada Organización de Estados Americanos (OEA) fue el vehículo para esta ignominia donde un grupo digno de gobiernos diáfanamente se opuso a esta decisión, refiere el comunicado de la Cancillería.

El texto refiere que, invocar al TIAR que Estados Unidos utilizó para justificar las intervenciones y agresiones militares en la región y causante de tanto dolor y muerte a los latinoamericanos y caribeños, es un deliberado intento por provocar una situación que pudiera desencadenar en el uso de la fuerza para derrocar al Gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro.

Esa postura estaría en oposición abierta a los principios del Derecho Internacional y la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, indica el documento.

Al rechazar esa decisión, el Minrex hace un llamado a los gobiernos y pueblos del mundo a oponerse a esa medida que pretende justificar, mediante un artificial amparo legal, la intervención en los asuntos internos de Venezuela, lo cual es inaceptable.

Los Estados parte del TIAR en el Consejo Permanente de la OEA aprobaron este miércoles constituir el órgano de consulta y convocar en la segunda mitad de septiembre a reunión de cancilleres para abordar lo que denominaron la crisis en el país suramericano.

El 14 de mayo de 2013, el Gobierno venezolano denunció ese instrumento y junto a otros países de la región se desvinculó del mismo, por lo cual Caracas desconoce cualquier obligación derivada de ese acuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *