Cuba denuncia campaña de descrédito dirigida desde EE.UU.

Estados Unidos dirige una nueva campaña de calumnias y descrédito como parte de su política de creciente hostilidad contra Cuba

cuba, estados unidos, subversion contra cuba, embajada de estados unidos en cuba
La Embajada de los Estados Unidos en La Habana es el vehículo fundamental de atención, orientación y financiamiento de la conducta del contrarrevolucionario José Daniel Ferrer.

Desde hace varias semanas, el Gobierno de Estados Unidos dirige una nueva campaña de calumnias y descrédito como parte de su política de creciente hostilidad contra Cuba, denunció hoy el periódico Granma.

Para ese propósito utiliza como pretexto la detención del contrarrevolucionario José Daniel Ferrer, agente asalariado al servicio de Estados Unidos, con una larga trayectoria de acciones de provocación contra el orden público y contra la legalidad.

Indica la nota que la Embajada de los Estados Unidos en La Habana es el vehículo fundamental de atención, orientación y financiamiento de la conducta de Ferrer, en clara intromisión en los asuntos internos de Cuba.

La jefa de esa misión diplomática, Mara Tekach, conduce personalmente la abierta instigación a la violencia, a la perturbación del orden y al desacato de las fuerzas del orden por parte de este ciudadano, precisa.

Denuncia, asimismo, que la misión diplomática de ese país en Cuba y particularmente su Encargada de Negocios se han concentrado en los últimos meses en el fallido propósito de reclutar mercenarios, promover la división y la confusión entre la población de la isla.

Se dedica, además, a identificar las áreas de la economía contra las cuales dirigir las medidas coercitivas de Washington, y a tratar de calumniar y desacreditar la gestión del Gobierno cubano y a la Revolución.

No es nuevo que la administración estadounidense utilice a personas de estas características para su actividad política subversiva contra Cuba y para campañas de descrédito con el apoyo inescrupuloso de los grandes medios de difusión, afirma.

Explica que Ferrer fue detenido el pasado 1 de octubre, junto a otros tres individuos, en respuesta a la denuncia presentada por un ciudadano, quien los acusa de secuestrarlo durante toda una noche y propinarle una severa golpiza que lo dejó en condiciones de ingreso hospitalario.

Asegura el escrito que Ferrer, quien se encuentra pendiente de juicio, ha recibido visita de su esposa e hijos; y desmiente las referencias a su desaparición física, al supuesto maltrato físico, a la tortura, o a que recibe insuficientes alimentos.

Son puras mentiras deliberadamente concebidas y orientadas por el Gobierno de Estados Unidos y su Embajada en La Habana, afirma.

Señala que Ferrer cuenta con la debida atención médica, realiza ejercicios físicos regulares y, ante solicitud realizada, se le facilita asistencia religiosa.

Antes de su actividad al servicio del Gobierno de Estados Unidos, José Daniel Ferrer tenía una trayectoria delincuencial y de conducta violenta totalmente ausente de motivaciones políticas.

Tiene antecedentes registrados que datan de 1993. Estos incluyen agresiones con violencia física a otros ciudadanos, incluyendo mujeres, y desorden público, comportamiento que se incrementó en años recientes, consigna la nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *