Del agua a la energía en la presa Zaza

Una década después de su estreno, la generación de una pequeña central hidroeléctrica próxima al mayor embalse de Cuba ha representado el ahorro de 10 788 toneladas de combustible

sancti spiritus, pche, presa zaza, pequeña central hidroelectrica zaza, energia electrica, combustible
La generación de la PChe Zaza cubrió el 1 por ciento del consumo de la provincia durante el trimestre del 2019. (Foto: Yanela Pérez/ Escambray)

Además de empapar las cosechas de arroz en La Sierpe, al mayor embalse de Cuba también hay que agradecerle la construcción de la Pequeña Central Hidroeléctrica Zaza (PChe), que luego de 10 años de explotación ha generado, aproximadamente, 41 492 megawatts/hora (MW/h).

Según explicó a Escambray Carlos Vergara Castro, director de la Unidad Empresarial de Base Hidroenergía Villa Clara, el uso de esa fuente de energía renovable en la última década representó en lo económico un ahorro de 10 788 toneladas de combustible y, respecto a su impacto medioambiental, el ingeniero aseguró que se dejaron de emitir a la atmósfera significativas cantidades de dióxido de carbono.    

Acerca del rendimiento durante el primer trimestre del 2019, Roberto Hernández Rojas, director de la Unidad Empresarial de Base Despacho Eléctrico de Sancti Spíritus, aseguró que la electricidad aportada por la central representó el 1.12 por ciento del consumo diario de la provincia en ese período.

El directivo de la Empresa Eléctrica Sancti Spíritus enfatizó que, a diferencia de los parques solares, la generación de la PChe tiene un régimen de 24 horas y ayuda a cubrir los horarios pico de demanda por el mediodía y la noche.

Al decir de Vergara Castro, debido a que la presa Zaza está subordinada al riego de arroz, ello condiciona que la pequeña central no se explote a su máxima potencia; sin embargo, durante los primeros tres meses del año produjo el 145 por ciento de la energía prevista a generar.

La hidroeléctrica Zaza cuenta con dos unidades de tecnología china con una potencia instalada de 2.7 MW, asimismo tuvo un costo de ejecución de alrededor de 16 millones de pesos y de las cinco inversiones de este tipo se ubica cuarta en cuanto a su capacidad para generar electricidad.

En el territorio espirituano existen además tres microhidroeléctricas que brindan servicios en comunidades aisladas donde no llega el Sistema Eléctrico Nacional y que se ubican en Lebrije, IV Congreso y Vegueta, estas últimas se aprovechan de los ríos Caracusey y Banao.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *