Dialogan Cuba y Unión Europea sobre derechos humanos

La cita abordó la cooperación entre ambas partes en los foros multilaterales que abordan la cuestión de los derechos humanos

La reunión se desarrolló en un  clima respetuoso y constructivo.
La reunión se desarrolló en un clima respetuoso y constructivo.

La novena ronda de diálogo sobre derechos humanos entre Cuba y la Unión Europea (UE) se realizó el jueves último en Bruselas, Bélgica, en el marco del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre la Isla y el bloque europeo.

Presidieron las respectivas delegaciones el Sr. Eamon Gilmore, Representante Especial de la UE para los Derechos Humanos, y Rodolfo Reyes Rodríguez, Director General de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores.

En la reunión, que se desarrolló en un clima respetuoso y constructivo, fueron tratadas cuestiones relativas a los derechos civiles y políticos, a los económicos, sociales y culturales y a la cooperación entre ambas partes en los foros multilaterales que abordan la cuestión de los derechos humanos.

El diálogo, al igual que las rondas anteriores, estuvo guiado por el interés común de intercambiar opiniones y ampliar el conocimiento de las respectivas realidades y puntos de vista, así como sobre temas de actualidad de la agenda internacional de derechos humanos.

Se evidenció que subsisten diferencias de posiciones y enfoques en varias de las cuestiones debatidas. Al mismo tiempo, se demostró la voluntad de abordar diferentes temas, sobre la base del pleno respeto a la igualdad soberana, la independencia, la legalidad y la no injerencia en los asuntos internos de las partes.

La delegación cubana se refirió a los resultados del país en los temas debatidos durante el diálogo, los que se han realizado superando el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba bajo el gobierno de Donald Trump, que constituye una violación flagrante, masiva y sistemática de los derechos humanos de todo el pueblo cubano; y el principal obstáculo al desarrollo del país.

Además, la parte cubana ratificó la voluntad del país de continuar avanzando hacia niveles superiores de realización de todos los derechos humanos para todos, sobre la base de los mandatos y la protección que para estos derechos consagra la nueva Constitución de la República.

Como parte del intercambio, fue evidente que todos los países tienen retos y desafíos pendientes en materia de promoción y protección de los derechos humanos. La delegación cubana expresó sus preocupaciones sobre situaciones de derechos humanos que se producen en Estados miembros de la Unión Europea.

Énfasis particular se hizo en la necesidad de combatir el avance de las ideas supremacistas, el discurso del odio, la intolerancia y la xenofobia en Europa, en particular contra los migrantes. También se abordó la cuestión de los obstáculos para la participación de las minorías en la conducción de los asuntos públicos en el espacio europeo, así como la persistente desigualdad que enfrentan las mujeres en materia de empleo y salario en algunos Estados miembros.

Las partes reiteraron su interés en que el diálogo contribuya a un tratamiento eficaz, constructivo y no discriminatorio del tema de los derechos humanos, incluido en los foros multilaterales, y a la consolidación del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre la Unión Europea y Cuba.

Un encuentro de representantes de la sociedad civil cubana y europea tuvo lugar el 2 de octubre, en el que intercambiaron experiencias y buenas prácticas sobre la promoción de las familias como elemento esencial para el disfrute de los derechos humanos, y la violencia basada en el género.

(Con información de Cubaminrex)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *