Dimite primera ministra británica Theresa May

El 7 de junio comenzará el proceso para elegir al sucesor de May como líder del Partido Conservador y jefe del Gobierno del Reino Unido

reino unido, gran bretaña, theresa may
Theresa May, durante la rueda de prensa en la que ha anunciado su dimisión. (Foto: Reuters)

La primera ministra británica, Theresa May, ha dimitido. Una renuncia que, según ha anunciado la todavía premier en rueda de prensa, se hará efectiva el 7 de junio.  Ese día dará comienzo el proceso para elegir a su sucesor como líder del Partido Conservador y jefe del Gobierno del Reino Unido.

May, que permanecerá como primera ministra en funciones mientras se elige al nuevo líder tory, dio a conocer su decisión en una declaración ante la residencia oficial de Downing Street y tras reunirse con el presidente de su grupo parlamentario, Graham Brady, para determinar su futuro político.

May, que rompió a llorar al final de su discurso, ha asegurado que siempre lamentará «profundamente» no haber podido «ejecutar el brexit» pese a haber hecho «todo lo posible». «Pronto dejaré el trabajo que para mí ha sido el honor de mi vida: servir. ¿Segunda primera ministra?, ciertamente no seré la última», ha manifestado antes de, con la voz rota, proclamar su «enorme gratitud» por haber tenido la oportunidad de «servir al país» que ama.

La premier, que ya ha comunicado su decisión a la reina Isabel II, ha conminado a su sucesor al frente del Partido Conservador y del Gobierno a tratar de hallar un consenso en el Parlamento para lograr abandonar la Unión Europea. Esa semana la jefa de Gobierno tenía previsto volver a someter a votación su acuerdo del brexit, después de que la Cámara de los Comunes lo haya rechazado en tres ocasiones.

«He luchado para hacer que el Reino Unido sirva no solo a unos pocos privilegiados sino a todo el mundo y cumplir con el resultado del referéndum», ha afirmado en su rueda de prensa May, que seguirá al frente del Ejecutivo cuando el presidente de EEUU, Donald Trump, haga su visita de Estado entre el 3 y el 5 de junio.

Fuertes presiones internas

En los últimos días, May, que hasta ahora había conseguido aferrarse al liderazgo a pesar de las fuertes presiones internas para que dimitiera, sufrió un duro golpe cuando diputados y algunos ministros manifestaron su oposición a su último intento por conseguir la aprobación de su acuerdo del brexit.

El miércoles, la líder del grupo conservador en la Cámara de los Comunes, Andrea Leadsom, a cargo de la agenda parlamentaria del Gobierno, presentó su renuncia en desacuerdo con la forma en que la primera ministra ha gestionado el brexit, pero más concretamente por su intención de presentar el proyecto de ley sobre el acuerdo de retirada de la UE negociado con Bruselas.

Ese proyecto incluye nuevas medidas, entre ellas la posibilidad de que los diputados puedan votar sobre la celebración de un segundo referéndum para confirmar o rechazar el acuerdo del brexit. El Reino Unido tiene fijada la retirada de la UE para el próximo 31 de octubre tras solicitar un retraso del día inicialmente establecido del 29 de marzo de 2019.

Corbyn exige elecciones generales

Al poco de conocer al anuncio de May, el líder de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn, ha pedido que su sucesor «debe dejar decidir a la gente sobre el futuro del país» mediante la «inmediata» convocatoria de elecciones generales. En su cuenta de Twitter, Corbyn ha afirmado, además, que May «ha aceptado ahora lo que el país lleva sabiendo meses: no puede gobernar ni tampoco liderar su dividido y desintegrado partido».

«Las ardientes injusticias que prometió acometer hace tres años están incluso más claras hoy», ha aseverado el laborista. «El Partido Conservador ha fallado al país sobre el brexit y es incapaz de mejorar la vida de las personas o lidiar con sus necesidades más urgentes», ha apostillado. Además, ha subrayado que «el Parlamento está bloqueado y los conservadores no ofrecen soluciones a los otros retos a los que se enfrenta el país».

Corbyn dio el pasado 17 de mayo por concluidas seis semanas de negociaciones con el Gobierno tory en las que intentaron acercar posturas y llegar a una solución de consenso para que la Cámara de los Comunes aprobara el acuerdo del brexit.  Las conversaciones entre ambas partes «han ido lo más lejos que han podido» pero «no hemos podido superar las importantes brechas políticas entre nosotros», ha indicado el político izquierdista.

El proceso para elegir al sucesor de May

Los candidatos que quieran postularse para suceder a May deben contar con el apoyo de al menos dos diputados conservadores. Si solamente se presentara una persona a la carrera por la sucesión, esta sería automáticamente la elegida. Sin embargo, esto parece muy poco probable que ocurra con un puñado de torys, entre ellos el influyente Boris Johnson y otros tantos ministros y exministros, que ya han adelantado que van a presentarse.

Los aspirantes que hayan conseguido sumar dos o más apoyos formarán la lista final de candidatos, hasta que esta, tras una serie de votos de los parlamentarios conservadores, se verá reducida a tan solo dos nombres. En la siguiente votación todos los miembros del partido, y no solo los diputados como hasta este momento, elegirán entre esos dos últimos pretendientes y el ganador se convertirá automáticamente en líder de los tories y primer ministro.

El presidente del grupo parlamentario conservador será el encargado de proclamar formalmente al sucesor de May y de definir el calendario de la contienda sucesoria, que se espera dure unas seis semanas, aunque la urgencia del brexit podría hacer que ese proceso se acelere. Sea como fuere, para la convención anual de la formación, prevista para el próximo 29 de septiembre en la ciudad inglesa de Manchester, se espera que el nuevo líder ya esté en el despacho oficial del 10 de Downing Street, en Londres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *