EE.UU.: Demócratas cuestionan a Trump en debate del partido azul

La investigación de juicio político que se realiza contra el presidente de EE.UU. en el Capitolio motivó las opiniones de los candidatos demócratas

Debemos lidiar con la  corrupción de Trump, pero también tenemos que defender a las familias  trabajadoras, expresó Sanders en el debate.
Debemos lidiar con la corrupción de Trump, pero también tenemos que defender a las familias trabajadoras, expresó Sanders en el debate.

El senador independiente Bernie Sanders manifestó este miércoles que el presidente de Estados Unidos, el republicano Donald Trump, es probablemente el mandatario más corrupto en la historia moderna del país.

Sanders, uno de los candidatos a la Casa Blanca por el partido demócrata, se refirió al tema en el quinto debate del partido azul, en el cual la primera pregunta estuvo vinculada con la investigación de juicio político que se realiza contra Trump en el Capitolio.

Trump es un mentiroso patológico, manifestó el senador por Vermont, el mismo día en que el embajador estadounidense en la Unión Europea, Gordon Sondland, declaró que el gobernante pretendió un intercambio de favores con Ucrania para que ese país lanzara una investigación sobre el exvicemandatario Joe Biden.

Pero más allá de exponer esos criterios sobre el jefe de Estado, Sanders advirtió que los demócratas no pueden centrarse únicamente en criticar a Trump de cara a las elecciones de noviembre de 2020, porque entonces serán derrotados.

Debemos lidiar con la corrupción de Trump, pero también tenemos que defender a las familias trabajadoras de este país, expresó el senador, quien se refirió a la urgencia de abordar temas como el cuidado de salud y el cambio climático.

Por su parte, la senadora Kamala Harris consideró que la investigación de juicio político contra Trump demuestra que el presidente ha encabezado ‘una empresa criminal’.

A decir de la legisladora, Sondland confirmó ante el Congreso que todo el mundo en la administración tenía conocimiento de las presiones a Ucrania, tanto el presidente, como el vicepresidente, Mike Pence; el secretario de Estado, Mike Pompeo; y el jefe interino de gabinete, Mick Mulvaney.

Su colega de la Cámara Alta Elizabeth Warren, a su vez, se refirió al hecho de que una persona sin experiencia política como Sondland sea el embajador en la UE, y añadió que eso solo se debe a que el magnate hotelero le donó un millón de dólares a Trump.

Warren añadió que si ella llega a ser presidenta, no va a regalar puestos de embajador al mejor postor, y recordó que lanzó un plan destinado a prohibir que las contribuciones de campaña y los gastos políticos sean tomados en cuenta al designar a alguien para un puesto de ese tipo.

Por su parte, Biden, quien continúa como líder entre los 17 aspirantes demócratas a la Casa Blanca, sostuvo que los llamados a Ucrania prueban claramente el interés de Trump en que él no sea su contrincante el próximo año.

Además, se presentó a sí mismo como la figura con más posibilidades de derrotar al actual presidente y de lograr que el partido azul obtenga la mayoría en las dos cámaras del Congreso.

Junto a esas figuras, en el debate de esta noche en Atlanta, Georgia, participan los senadores Cory Booker y Amy Klobuchar; la congresista Tulsi Gabbard; el alcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg; el empresario Andrew Yang; y el millonario Tom Steyer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *