Entregan premio del Concurso Internacional de Minicuentos El Dinosaurio 2018

Como ya es habitual, en Sancti Spíritus se oficializó el resultado del jurado del certamen

sancti spiritus, feria del libro 2019, feria internacional del libro 2019, concurso minicuentos
Eduardo Heras León entregó el lauro al holguinero Luis Alfonso Lofforte Columbié. (Foto: Tomado de la página de Facebook de Cultura espirituana)

Después de muchos días, buscando como ajustar mejor las líneas para que develaran sus verdaderas intenciones de ironizar y trastocar la obra original, Luis Alfonso Lofforte Columbié culminó El Hidalgo Quijote Don Mancha del Ingenioso.

Un texto que se llevó con unanimidad las palmas del jurado del Concurso Internacional de Minicuentos El Dinosaurio 2018 por “su apropiación brevísima, creativa y lúdica, de una escena trascendente de la más universal de todas las obras literarias escritas en nuestro idioma”, refiere el acta del prestigioso grupo evaluador integrado por Elaine Vilar Madruga, Yoss y Ernesto Pérez Castillo.

Y como ocurre siempre, durante el capítulo espirituano de la Feria Internacional del Libro, el ganador llega hasta la ciudad del Yayabo para recibirlo oficialmente ya que es conferido por el Centro Provincial del Libro y la Literatura de esta provincia.

“Cuando pasé el curso del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso hace un año, conocí a una buena amiga matancera que se le daba ese género con mucha facilidad. Hicimos un reto, mando y tú mandas. Es muy difícil. Se pueden hacer mil minicuentos y que ninguno sea bueno. Me arriesgué y salió”, dice quien es estudiante de cuarto año en la carrera de Medicina.

El lauro se lo entregó el propio Eduardo Heras León, impulsor del certamen y a quien se le dedica la XXVIII Feria Internacional del Libro 2019.

Tras analizar 548 obras, de ellas 208 de cubanos y 340 extranjeras, se decidió, además, reconocer con el gran premio del Concurso Internacional de Minicuentos El Dinosaurio a la obra La persistencia del oro, del colombiano Jaime Hernán Cortés Torres, también se otorgaron varias menciones.

El Hidalgo Quijote Don Mancha del Ingenioso

El Quijote sonríe por primera vez en mucho tiempo. Sancho se aterra porque sabe que, al final, su amo está loco. Rocinante se resiste a seguir.
—¿Acaso había visto algo tan hermoso, Sancho?
El escudero está mudo.
—¡Mire los molinos, Sancho, mire los molinos! ¡Cada vez están más cerca!
Sancho huye, Rocinante enloquece, pero el Quijote no entiende qué hay de malo en tanta belleza. Los gigantes, sin inmutarse siquiera, siguen su camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *