Gallos en zona caliente

Los yayaberos están obligados a ganarles a los tuneros, pero ya comenzaron a depender de lo que haga el resto de sus rivales, si aspira a la clasificación directa. (Foto: Oscar Alfonso Sosa).

Ubicados en zona de peligro, los Gallos inician este martes ante Las Tunas en el estadio José Antonio Huelga la penúltima subserie de la Serie Nacional en su versión 59, un cotejo que casi es de vida o muerte.

A la tropa de José Raúl Delgado no le ha ido nada bien en sus últimos enfrentamientos, en los que perdió cinco de los seis encuentros más recientes, sumada la barrida ante Villa Clara y dos descalabros ante Cienfuegos.

Ese saldo los sacó de la zona de clasificación directa (los primeros cuatro) donde se mantuvieron durante casi toda la campaña y ahora se ubican en el sexto puesto con balance de 23-16, a tres juegos de la cima que ahora ocupa Camagüey y a uno del cuarto lugar al que ascendió Cienfuegos al ganarle la subserie.

Es que han entrado a tal nivel de comprometimiento que además de tener delante otros dos elencos, están acechados por varios, sobre todo por su rival de turno, que aparece en el quinto de la tabla de posiciones con 22 y 15, también a tres de la cima, pero con mejor average al tener un partido por efectuar.

Por si fuera poco, los espirituanos sienten la respiración de Granma que está en el séptimo puesto con 22-16, separado a solo medio juego, y de Industriales, que cierra la llamada línea de los ocho con 20-17 y a juego y medio.

O sea, que los yayaberos están obligados a ganarles a los tuneros, pero ya comenzaron a depender de lo que haga el resto de sus rivales, si aspira a la clasificación directa, algo que, desde la frialdad de las estadísticas, parece poco probable.

Como si no bastara el desafío ante los actuales campeones, los Gallos cierran con Camagüey, el equipo revelación de la campaña, y lo harán además en el “Cándido González”.

Garantizar su presencia en los comodines tampoco será asunto de coser y cantar. Muy pegados a la zona de clasificación, y aún con opciones matemáticas, marchan Isla de la Juventud, a un juego del octavo; Pinar del Río, a dos; Ciego de Ávila, a dos y medio, y hasta Villa Clara, que está a tres.

De ahí que revistan tanta importancia los duelos que se inician hoy a base de Granma-Cienfuegos, Santiago de Cuba-Holguín, Matanzas-Villa Clara, Industriales-Isla de la Juventud, Pinar del Río-Mayabeque, Camagüey-Guantánamo y Ciego de Ávila-Artemisa.

Más interesante no puede estar la Serie Nacional de Béisbol. De modo que en zona caliente, o de peligro, como están los Gallos, les queda apelar a los resortes que los han llevado hasta aquí aun cuando perdieron la ventaja de que disfrutaron en casi toda la lid.

Además de que hace falta que se enderecen sus hombres claves en el staff, especialmente Pedro Álvarez, quien solo ha podido aportar dos triunfos, se necesita mejorar la producción ofensiva en momentos claves, sobre todo de largo alcance, pues en los últimos seis partidos solo conectaron seis dobles y si precisan más extrabases es porque a este equipo le cuesta anotar desde la segunda almohadilla con un hit como le sucedió en el último partido vs. Cienfuegos.

Y aunque este es un juego colectivo, de los bates de Frederich y de Geisel pende mucho el desenlace final, porque han sido ellos los máximos impulsadores del elenco; sin embargo, ante Cienfuegos solo empujaron par de carreras entre los dos.

Los Gallos están bajo presión y a punto de reafirmarse entre los ocho. Si por vía directa entre los cuatro o en los comodines, eso es algo que deberán resolver en seis días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *