Gobierno de facto de Bolivia se retira del ALBA

Informó también cesar al 80 por ciento de los embajadores designados durante el mandato de Evo Morales

bolivia, alba, evo morales, golpe de estado, alba-tcp
La autoproclamada presidenta de Bolivia, Jeanine Añez, este viernes. (Foto: Reuters)

La canciller de facto del autoproclamado Gobierno de Bolivia, Karen Longaric, informó este viernes que Bolivia decidió retirarse de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), así como cesar al 80 por ciento de los embajadores designados durante el mandato de Evo Morales.

“Ya no somos parte del tratado del ALBA; y estamos analizando también la desvinculación de Bolivia del tratado de la Unasur”, destacó, al tiempo que acotó que el escenario del mecanismo de cooperación no le interesa para nada.

Longaric también señaló que fueron cesados de sus cargos los representantes diplomáticos de Bolivia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti, y la embajadora de Cuba, Ariana Campero, así como el 80 % de los embajadores que habían sido nombrados durante el Gobierno de Morales.

La canciller del Gobierno de facto indicó que los funcionarios diplomáticos removidos ya no podrán hacer uso de las sedes diplomáticas de Bolivia.

Las declaraciones se produjeron luego de que su antecesor, Diego Pary, el canciller boliviano durante el mandato del presidente depuesto Evo Morales, señaló que continuaría fungiendo como “ministro de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia del Gobierno Constitucional”, según escribió en su cuenta de Twitter mientras asistía a una cumbre del ALBA celebrada en Nicaragua.

Asimismo, en entrevista con el Canal 4 de televisión nicaragüense, Pary afirmó que el golpe de Estado responde a la lucha de clases que aún están presentes en el país.

Durante la cumbre de los países del ALBA celebrada en Managua, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, aseguró que la organización tomará acciones para “revertir” el golpe de Estado en Bolivia.

Los países del ALBA denunciaron la injerencia de EE.UU. y sus aliados en los hechos ocurridos en la nación andina y llamaron a condenar el golpe de Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *