La exportación agita las vegas espirituanas

Incrementar la producción de tabaco para responder a un reclamo de la economía cubana orienta la brújula que guiará la cosecha en marcha

sancti spiritus, tabaco, cosecha tabacalera, empresa de acopio y beneficio del tabaco, exportaciones, economia cubana
La campaña planifica un rendimiento de 1.24 toneladas por hectárea. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Los más de 1 600 productores espirituanos involucrados en la actual cosecha tabacalera tienen esta vez un reto multiplicado, porque a la vega le ha nacido un reclamo que desbordó la contratación inicial a raíz del interés del país de elevar la producción para en igual proporción crecer en la exportación del rubro agrícola que mayores ingresos financieros aporta a la economía nacional.

La necesidad de captar más ingresos le ha subido la varilla al veguerío de Sancti Spíritus; tras un compromiso inicial de 3 755 toneladas de tabaco, las bases productivas aceptaron el desafío y la provincia se propone entregar en el año entrante 4 128 toneladas.

Para una campaña rodeada en su fase inicial por carencias de combustible y fertilizantes, lo que ha provocado atrasos en la siembra, el trabajo por delante adquiere trazos gigantes a partir de que empiezan a llegar los recursos y por delante está el calendario óptimo para la plantación: noviembre y diciembre.

Osmel Pérez Puentes, director de la Empresa de Acopio y Beneficio de Tabaco, detalló a la prensa que con el mejor ritmo en el arribo de los recursos y el alistamiento de un alto nivel de suelo, existen condiciones para acelerar la siembra este mes, sobre la base de que el programa seguido en los semilleros garantiza la postura a los productores.

“El aseguramiento a la campaña está montado para terminar la plantación este año, eso nos obliga a poner rápido los recursos en las áreas con vistas a acelerar las labores y aprovechar al máximo la época ideal de siembra; también hay que solucionar las preocupaciones de muchos productores relacionadas con el Seguro y el otorgamiento de créditos para las vegas”.

En la provincia se prevén entregar más de 300 toneladas de tabaco tapado destinado a las capas del habano y, el resto corresponde a la modalidad sol en palo, sobre la que recae el mayor compromiso productivo y también para la exportación ante el interés nacional de incrementar notablemente la venta de tabaco en rama, un rubro que en décadas anteriores generaba valiosos aportes financieros.

Para dar respuesta al aumento del tabaco tapado el territorio habilitará una tercera escogida —existen la de Jíquima y Santa Lucía— que permita asegurar el beneficio, como quiera que la exigencia a la vega incluye también la calidad de la hoja en ambas modalidades y realizar dos cortes de capadura en el sol en palo como vía para llegar a los niveles de tabaco comprometidos con el país, en una provincia con arraigo y experiencia en el cultivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *