La ONAT debe explicaciones

Cuando el pasado 16 de marzo el trabajo periodístico “La hidra de la burocracia”, de la colega Dayamis Sotolongo, veía la luz en las páginas de este periódico, ya Ernesto Águila Pedrosa, residente en el Apartamento No. 18 del Edificio No. 44, Olivos I, Sancti Spíritus, andaba rumiando su inconformidad y redactando su relato.

Por esas coincidencias de la vida, las vivencias que narra en su carta acaecieron justo mientras la reportera daba forma al citado comentario, donde se habla de vicisitudes y trabas para el trabajador por cuenta propia cuyos ecos llegaron, incluso, hasta el Portal delciudadano Espirituano.

Dayamis escribía: “Lo que las autoridades han vaticinado como un trámite de 10 minutos ha multiplicado duraciones y entuertos. Será porque los trabajadores por cuenta propia son finalistas (…) o porque las oficinas se han quedado chicas o porque las dilaciones se han vuelto tan rutinarias. Será porque no se puede asumir un proceso de tal envergadura sin las municiones necesarias”. Y concluía ella con una consideración: “la hidra de la burocracia renace, por más que se intente arrancar de raíz”.

Dicha hidra atrapó al lector y a su esposa, quienes se presentaron a las 12:00 m. del 14 de marzo en la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) del municipio de Sancti Spíritus. “En la entrada al local había un aviso donde se decía: Atención Contribuyentes, el día 14 de marzo del 2019, por arreglos de los sistemas informáticos, solo se entregarán los documentos digitalizados comprendidos entre el 1ro. y el 29 de enero del 2019. Se debe solucionar la situación en el día”, cuenta él.

“Entramos y nos sentamos. Me leí todos los documentos plasmados en un mural, organizados y actualizados, y me llamó la atención el que reflejaba el horario de atención: de lunes a viernes en la mañana, de 8:30 a.m. a 12:00 m.; en la tarde, 1:00 p.m. a 3:00 p.m.”, prosigue la misiva.

Relata que durante la espera entraban y salían trabajadores, pero “nadie, ni por educación, se nos acercó para dar las buenas tardes”. Llegada la 1:10 p.m. Ernesto se asomó a la oficina y le explicó a una empleada que su esposa había entregado, el 25 de enero, el documento nombrado Vector fiscal. Debía estar listo para recoger, a juzgar por el aviso.

Sin embargo, le dijeron que debía esperar “a que la responsabilizada con esa actividad terminara de hablar por teléfono” y al cabo de 10 minutos la empleada aludida les dijo que por la tarde no se entregaban documentos. Ante su observación de que no eran serios con lo que informan en el mural, escribe, “su respuesta fue virarse de espalda y entrar a la oficina.

“Al día siguiente nos personamos nuevamente, pero con una diferencia: más de 20 clientes hacían cola desde bien temprano en la mañana. Pude comprobar el estado de opinión y disgusto generalizado en relación con la atención que reciben en esa oficina, pues referían que la mayoría de los empleados allí son mudos y suelen ahorrarse las explicaciones; que los números los empiezan a dar a las 8:30 a.m. y que en lo que los reparten y ofrecen alguna información comienzan después de las 9:00 a.m. para cerrar al mediodía; que casi siempre reinician después de la 1:00 p.m. y aun así no amplían el horario”, detalla.

Ernesto razona. Se refugia en el Artículo 10 de la Constitución de la República de Cuba, sobre la obligación de los Órganos del Estado, sus directivos, funcionarios y empleados de respetar, atender y dar respuesta al pueblo, mantener estrechos vínculos con este y someterse a su control. Alude a las aspiraciones de la máxima dirección del país. ¿Qué tiene que decir la ONAT?

One comment

  1. Yanelis Hernández Váldez

    Me llamo Yanelis Hernández Váldez, vivo en El Jíbaro, Municipio La Sierpe, Provincia de Sancti Spíritus.

    Me dirijo a usted ya que no tengo otro medio porque tengo una gran inquietud que donde vivo no me han podido aclarar y quisiera que por sus vías me ayudaran.

    Soy trabajadora por cuenta propia hace 6 años, campesina usufructuaria de tierra, pagando en tiempo mi cuota mensual y seguridad social, soy madre por primera vez y me he acogido a la Licencia de Maternidad por Trabajadora por cuenta propia, mi preocupación es que me han pagado la licencia post y pre natal pero ahora me dicen que no tengo derecho a mas nada, no entiendo porque no tengo derecho a la prestación social, se supone que algo deben pagarme hasta que mi niño cumpla un año, ya me he dirigido al Órgano de Trabajo, la ONAT y la INAT y todos me dicen lo mismo pero nadie me da una respuesta clara, hace poco fui para preguntar si me podía reincorporar a trabajar ya que no me pagan nada y me dijeron que si empezaba a trabajar perdía la prestación social, cual prestación si me están diciendo que no tengo derecho, a pesar de todo esto consulte el periódico Granma con fecha 23 de Febrero del 2019 donde Yusimi Campos Suarez, Vice Ministra del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social destacó que el Decreto Ley No.339 de la Maternidad de la Trabajadora emitido por el Consejo de Estado establece que si la madre decide reincorporarse al trabajo una vez concluida la Licencia Post y Pre natal y antes que el menor cumpla el año de vida podrá seguir recibiendo la Prestación Social a que tiene derecho con su salario, dicha regulación favorece a las trabajadoras por cuenta propia, usufructuarias de tierras y demás, si analizamos un poco yo soy cuenta propia y usufructuaria de tierra.

    Quisiera que por sus medios me ayudaran para que alguien me aclare mi situación, o a donde pudiera dirigirme para una mejor orientación.

    Saludos

    Yanelis Hernández Valdéz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *