Libertad de Lula es causa mundial

Sindicalistas de Estados Unidos y España se solidarizan con la causa del expresidente brasileño, que permanece injustamente encarcelado

Lula recibió en la cárcel el Premio George  Meany-Lane Kirkland de Derechos Humanos 2019.
Lula recibió en la cárcel el Premio George Meany-Lane Kirkland de Derechos Humanos 2019.

La prisión política que cumple el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva representa un ataque a la democracia en el mundo y su libertad constituye hoy una causa mundial.

Así lo afirmaron los sindicalistas Richard Trumka, presidente de la Federación Americana del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO), y Pepe Álvarez, secretario general del Sindicato Unión General de Trabajadores (UGT) de España.

Por el inmenso legado que Lula dejó a la clase trabajadora de Brasil, ambos le entregaron el Premio George Meany-Lane Kirkland de Derechos Humanos 2019, en la sede de la Policía Federal de la sureña ciudad de Curitiba, donde permanece el exdirigente obrero desde el 7 de abril de 2018.

‘Lo que está pasando en Brasil es una mancha en el buen nombre que tiene. Socava la democracia no solo en Brasil, sino en todos los países del mundo, y no permitiremos esta mancha’, dijo Trumka a la prensa y a miembros de la Vigilia Lula Libre tras salir de la superintendencia policial.

Reveló que cuando se decidieron a entregar el reconocimiento, ‘fue aceptado unánimemente por todos. Es una honra poder darle un honor en nombre de los 56 sindicatos que juntos representan a más de 12,5 millones de trabajadores estadounidenses’.

Sobre lo platicado con el exmetalúrgico, el sindicalista norteamericano detalló que determinaron tres acciones.

Primeramente, presionar a las Naciones Unidas para que tome una decisión sobre el caso, acudir al Departamento de Justicia de Estados Unidos para exigir explicaciones sobre la connivencia armada del exjuez y ministro de Justicia, Sérgio Moro, contra Lula y, por último, presionar para que se celebre un juicio justo en el Supremo Tribunal Federal y así devolver la democracia a Brasil.

Álvarez también se comprometió a aumentar la movilización en Europa. ‘Llamaremos a nuestros 150 mil miembros para que trabajen por la libertad de Lula. Además presionaremos al Gobierno español para que lleve la lucha y el fin de esta farsa a los tribunales internacionales. Este es un compromiso que estoy asumiendo’, remarcó.

Reiteró que propiciará que todo el sindicalismo europeo ponga en marcha una política, la cual permita la libertad del expresidente, quien no solo es el mayor líder de Brasil, sino del planeta.

‘Lula está preso porque detrás de él está todo el continente latinoamericano que los imperialistas no quieren que pertenezca a sus pueblos’, subrayó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *