Macri llama a Fernández para tranquilizar a los mercados

Mauricio Macri llamó a su principal rival Alberto Fernández, para hablar sobre la inestabilidad económica en el país

argentina, mauricio macri
Macri dijo que Alberto Fernández se comprometió a colaborar en todo lo posible para que este proceso electoral, afecte lo menos posible a la economía de los argentinos. (Foto: PL)

El presidente argentino, Mauricio Macri, anunció este 14 de agosto que llamó a su principal rival rumbo a las elecciones de octubre, Alberto Fernández, para hablar sobre la inestabilidad económica en el país e intentar llevar tranquilidad a los mercados.

‘Recién tuvimos una buena y larga conversación telefónica con Alberto Fernández. Él se comprometió a colaborar en todo lo posible para que este proceso electoral, y la incertidumbre política que genera, afecte lo menos posible a la economía de los argentinos’, precisó Macri en un mensaje en las redes sociales.

De acuerdo con el mandatario, el candidato presidencial por el Frente de Todos ‘se mostró con la vocación de intentar llevar tranquilidad a los mercados respecto a los riesgos de una eventual alternancia en el poder y quedamos en mantener una línea abierta directa entre los dos’.

La economía argentina está que arde y si ya venía mal, la respuesta de los mercados financieros tras los resultados electorales de las primarias del domingo ha provocado un caos en el país, con un dólar a 62,50 pesos en este momento que hundió una vez más al peso y muchos comercios se mantienen en vilo por la situación.

El pasado domingo la propuesta política del mandatario, Juntos por el Cambio, obtuvo muy malos resultados en las primarias y puso en peligro su reelección. Más del 47 por ciento de los argentinos habilitados para sufragar votaron a favor del proyecto popular de Alberto y Cristina Fernández frente a un 32 por ciento que acumuló el oficialismo.

Más temprano Macri salió a hablar a la nación en un mensaje en el que anunció una batería de medidas con paños fríos que incluirá congelar por 90 días el precio de los combustibles, aumentar el salario mínimo, pequeños beneficios a las pequeñas y medianas empresas y el aumento de precios de algunos planes sociales.

Pero los mercados una vez más volvieron a poner en aprietos al país y el dólar volvió a subir un 7,1 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *