Herido en el zoológico mejora; la leona Mily, al salón de operaciones (+video)

En su propia jaula, en el zoológico provincial, la leona recibió un disparo en el maxilar derecho, para que liberara la mano de un joven atrapada entre sus colmillos por un buen tiempo

sancti spiritus, el bosque, zoologico, veterinaria
A pesar de tener incrustado el proyectil en su maxilar derecho, Mily muestra buena salud. (Foto: Xiomara Alsina/ Escambray)

La imprudencia del joven Yoancy Espino, almacenero de la cafetería El Bosque, ubicada en el zoológico de la ciudad de Sancti Spíritus, pudo haberle causado daños muchos más graves de los que sufrió, cuando al intentar acariciar a la juguetona leona Mily, en su propia jaula, recibió una mordida que lo mantuvo inmovilizado un buen rato, antes de poder zafarse.

El hecho conmovió a buena parte de la población espirituana, que esta vez no solo se interesa por conocer la evolución del lesionado, sino que se preguntan qué ha pasado con Mily, a la cual fue preciso dispararle con una pistola para que lo soltara.

Escambray contactó con Taimi Mencía Venega, la doctora en Medicina Veterinaria del zoológico, quien explicó que desde el momento mismo del hecho, y a solicitud del propio lesionado, se buscó ayuda con miembros de la Policía Nacional Revolucionaria, quienes intentaron con un primer disparo al aire persuadir a la leona para que soltara la mano del joven, pero al ver que no resultó le dispararon por la boca, tratando de ocasionarle el menor daño posible, solo así lograron que Mily abriera sus mandíbulas.

“El herido —reseñó la veterinaria—, por suerte no trató de forcejear y Mily tampoco hizo el intento de arrancarle la mano, lo que demuestra que sus instintos fueron los de jugar y no de agredirlo, a pesar de que fue él quien invadió su hábitat. La leona llegó a Sancti Spíritus hace alrededor de un año procedente de Camagüey, hoy tiene dos de vida, allí trabajó como animal de circo y está acostumbrada a familiarizarse con las personas, pero no hay que olvidar que es una fiera y su naturaleza es la de alimentarse de carne y huesos”.

¿Qué ha pasado con Mily?, ¿cómo evoluciona del tiro?

Ella mantiene alojado el proyectil —comentó la doctora— de un arma calibre 45 en su maxilar derecho, las primeras horas las pasó muy intranquila y comenzó con inflamación; pero una vez que iniciamos el tratamiento médico de antibióticos introducidos dentro de la carne que se le suministra, la hinchazón disminuyó y ya se observa un orificio de salida en el lugar del impacto. Su comportamiento es normal, tiene buen estado físico y de ánimo, se mantiene con apetito, no hay fiebre y los signos vitales son normales.

¿Será intervenida quirúrgicamente para retirarle el proyectil?

Sí, estamos trabajando conjuntamente con los médicos y especialistas vinculados a la Universidad de Sancti Spíritus para efectuar la operación que nos permitirá extraerle el proyectil, pero también revisar si hay otros daños en la mandíbula, aunque a simple vista no se observan lesiones. Eso debe ser el miércoles, en su propio aposento, para ello ya contamos con el instrumental médico, los anestésicos y se crean las condiciones necesarias del lugar. Esperemos que Mily salga exitosa de dicha intervención y que los visitantes del zoológico puedan seguir disfrutándola, sin que surjan nuevos hechos extraordinarios como este. 

16 comentarios

  1. Pobre Mily. Pero! Y la mano del imprudente?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *