ONU: Cuba denuncia medidas criminales de EE.UU.

El Gobierno estadounidense incrementó cualitativamente sus acciones de hostilidad y bloqueo contra Cuba durante el último año

Washington recurre a la persecución de las compañías que transportan el combustible a Cuba, aseguró Bruno Rodríguez. (Foto: PL)
Washington recurre a la persecución de las compañías que transportan el combustible a Cuba, aseguró Bruno Rodríguez. (Foto: PL)

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, denunció este sábadoque en los últimos meses Estados Unidos inició la aplicación de medidas criminales, no convencionales, para impedir el abastecimiento de combustible al país caribeño desde diversos mercados.

En esas acciones, según condenó el ministro de Relaciones Exteriores, Washington recurre a la amenaza y persecución de las compañías que transportan el combustible, los gobiernos de registro y bandera, y las navieras y empresas de seguros.

Como resultado, hemos encarado severas dificultades para garantizar el suministro de combustible requerido para la actividad cotidiana del país, expresó Rodríguez al intervenir en el debate de alto nivel de la Asamblea General de la ONU.

De acuerdo con el titular, esta situación obligó a la isla a adoptar medidas temporales de emergencia, ‘solo posibles en un país organizado, con un pueblo unido y solidario, dispuesto a defenderse de la agresión extranjera y a preservar la justicia social alcanzada’.

Rodríguez expresó que en el último año, el Gobierno estadounidense incrementó cualitativamente sus acciones de hostilidad y bloqueo contra Cuba.

‘Ha impuesto escollos adicionales al comercio exterior e incrementado la persecución de nuestras relaciones bancario-financieras con el resto del mundo. Ha limitado en extremo los viajes y cualquier interacción entre ambos pueblos. Obstaculiza los vínculos y contactos con su patria de los cubanos que viven en Estados Unidos’, manifestó.

El canciller reiteró que el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto hace casi 60 años continúa siendo el principal obstáculo para el desarrollo del país caribeño, y señaló que la ilegal Ley Helms-Burton de 1996, cuyo Título III Washington decidió activar este año, ‘guía la conducta agresiva de Estados Unidos contra Cuba’.

Rodríguez criticó que la administración de Donald Trump, como pretexto para sus acciones, culpa a Cuba del fracaso de su plan de derrocar por la fuerza al Gobierno venezolano, al tiempo que ataca los programas de cooperación médica internacional que la isla comparte con decenas de países en desarrollo.

También advirtió que no han faltado en este período las amenazas ni chantajes más desfachatados, ni inmorales invitaciones a que la nación caribeña traicione sus principios y sus compromisos internacionales a cambio de petróleo en condiciones preferenciales y dudosas amistades.

La agresión económica, por muy dura que sea, las amenazas y chantajes, no nos arrancarán ni una sola concesión, aseguró.

Asimismo, el canciller sostuvo que, incluso en las actuales circunstancias, la isla no renuncia a la voluntad de desarrollar una relación civilizada con Estados Unidos, basada en el respeto mutuo y el reconocimiento a las profundas diferencias.

‘Sabemos que ese es el deseo de nuestro pueblo, y el sentimiento que comparten la mayor parte del pueblo de Estados Unidos y los cubanos que viven en este país’, apuntó.

Cuba reafirma apoyo y solidaridad con Venezuela

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, reafirmó en el debate de alto nivel de la Asamblea General de ONU el apoyo y la solidaridad de su país con Venezuela, ante las crecientes amenazas estadounidenses.

La relación entre La Habana y Caracas se basa en el respeto mutuo y en la verdadera solidaridad, recalcó, y expresó el respaldo sin vacilación al gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro y a la unión cívico-militar de ese pueblo.

Cuba, subrayó, condena la conducta del Gobierno de Estados Unidos contra Venezuela, ‘centrada en la promoción de golpes de Estado, magnicidios, guerra económica y sabotaje al suministro de electricidad’.

Además, el canciller rechazó la aplicación de severas medidas coercitivas unilaterales y el despojo de los activos venezolanos, empresas e ingresos por exportaciones.

Estas acciones constituyen una grave amenaza a la paz y seguridad regionales, y una agresión directa a los venezolanos, a quienes se pretende doblegar por las vías más crueles, dijo.

Al respecto, llamó a la comunidad internacional a reclamar el cese de las medidas coercitivas unilaterales, a rechazar el uso de la fuerza y alentar el diálogo respetuoso.

Rodríguez rechazó la activación del ‘obsoleto Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca que contempla la utilización de la fuerza militar’.

Esta es una absurda decisión que representa un retroceso histórico y un peligro para la paz y seguridad regionales que pretende justificar, mediante un artificio legal, la intervención en los asuntos internos de Venezuela, recalcó.

También representa una grosera violación de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada en La Habana, en enero de 2014.

Washington pretende ahora resucitar a la funesta Doctrina Monroe, un instrumento de dominación, y el presidente Donald Trump continúa con sus ataques al socialismo, con fines claramente electorales, mientras ignora o pretende ocultar que el capitalismo neoliberal es responsable de la creciente desigualdad económica y social, enfatizó el canciller.

El Gobierno estadounidense encabeza una grosera persecución contra líderes políticos y movimientos populares y sociales, mediante campañas de calumnias y procesos judiciales escandalosamente manipulados y políticamente motivados, denunció.

Quieren revertir políticas que, mediante el control soberano sobre los recursos naturales y la eliminación de diferencias sociales, construyeron sociedades más justas y solidarias: así hicieron con el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, para quien reclamamos libertad, subrayó.

Rechazamos los intentos dirigidos desde Washington para desestabilizar al Gobierno de Nicaragua, y ratificamos la invariable solidaridad con el presidente Daniel Ortega, expuso.

El canciller cubano expresó además apoyo a Bahamas, tras el paso del huracán Dorian y llamó a la comunidad internacional a movilizar recursos para ayudar a ese archipiélago.

Asimismo, se solidarizó con las naciones del Caribe que solicitan legítima reparación por las horrorosas secuelas de la esclavitud así como el trato justo, especial y diferenciado que merecen; y ratificó ‘el compromiso histórico con la libre determinación y la independencia del hermano pueblo de Puerto Rico’.

Igualmente, apoyó el legítimo reclamo de soberanía de Argentina sobre las islas Malvinas, Sandwich del Sur y Georgias del Sur.

El capitalismo amenaza equilibrio ecológico del planeta

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, advirtió que la principal amenaza para el equilibrio ecológico del planeta son los patrones irracionales e insostenibles de producción y consumo del capitalismo.

Al pronunciar su discurso en el debate de alto nivel de la Asamblea General de la ONU, el canciller de la nación caribeña manifestó que ese equilibrio también está en peligro por la creciente e injusta concentración de la riqueza en ese sistema económico insostenible.

No habrá desarrollo sostenible sin justicia social, alertó Rodríguez, quien agregó que el tratamiento especial y diferenciado a los países del Sur en las relaciones económicas internacionales no puede seguir siendo soslayado.

La emergencia en la Amazonía nos impulsa a la búsqueda de soluciones mediante la cooperación de todos, sin exclusiones ni politización, con pleno respeto a la soberanía de los Estados, afirmó en el foro.

Asimismo, el titular sostuvo que la isla apoya el llamado realizado en las recientes marchas de estudiantes y jóvenes que demandaron acciones contra el cambio climático.

El canciller cubano señaló que ese fenómeno, algunos de cuyos efectos ya son irreversibles, ‘amenaza la supervivencia de todos, en particular de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo’.

Al inicio de su intervención, Rodríguez expresó sinceras condolencias a Bahamas por las pérdidas de vidas y la terrible destrucción que dejó el huracán Dorian, y llamó a la comunidad internacional a movilizar recursos para brindarle ayuda a ese país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *