Rechaza la Casa Blanca cooperar en pesquisa de juicio político

La misiva sienta las bases para lo que será una amarga batalla de juicio político en las próximas semanas

El mensaje de la mansión ejecutiva equivale a una  directiva para detener cualquier cooperación con la Cámara Baja de  mayoría demócrata.
El mensaje de la mansión ejecutiva equivale a una directiva para detener cualquier cooperación con la Cámara Baja de mayoría demócrata.

La Casa Blanca estadounidense transmitió a la titular de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, su negativa a cooperar en la investigación de juicio político sobre el presidente Donald Trump.

En una carta de ocho páginas enviada también a los líderes de tres comités de ese órgano que conducen la pesquisa en torno al mandatario republicano, el abogado de la mansión ejecutiva Pat Cipollone acusó a los demócratas de la Cámara Baja de hacer ‘demandas sin respaldo legal’ al poder ejecutivo.

Al mismo tiempo, manifestó que los miembros de la fuerza azul violan la Constitución y los precedentes sobre el tema al abrir ese proceso, el cual se enfoca en los tratos del gobernante con Ucrania y sus llamados a ese país para que investigue al exvicemandatario y candidato presidencial Joe Biden.

Mientras Trump defiende la solicitud a un país extranjero para que indague sobre su rival político, al decir que trata de luchar contra la corrupción, los demócratas consideran esos esfuerzos un abuso del poder de su oficina para perjudicar a quien podría ser su contrincante en las elecciones de 2020.

Por eso la Cámara Baja decidió lanzar la pesquisa contra Trump, la cual podría llevar a ese órgano a acusar formalmente al presidente y obligaría a la realización de un juicio político en busca de su destitución.

Como parte de ese proceso, los comités de Inteligencia, Asuntos Exteriores, y Supervisión y Reforma han emitido varias citaciones a funcionarios y entidades de la administración para que brinden su testimonio o entreguen documentos vinculados con las interacciones del jefe de Estado con Kiev.

Mientras tanto, y pesar de las revelaciones de los últimos días, Trump acusa a los miembros de la fuerza azul de emprender una cacería de brujas, al tiempo que cuestiona la credibilidad de un funcionario de la comunidad de inteligencia, cuya identidad se desconoce, que emitió una denuncia sobre la conducta del jefe de la Casa Blanca.

En la misiva enviada este martes, el abogado de la mansión ejecutiva dijo que la investigación ‘carece de cualquier fundamento constitucional legítimo, pretensión de justicia o incluso las protecciones del debido proceso más elementales’, por lo que no puede esperarse ‘que el poder ejecutivo participe en ella’.

De acuerdo con la publicación The Hill, la carta equivale a una directiva para detener cualquier cooperación con la Cámara Baja de mayoría demócrata y sienta las bases para lo que será una amarga batalla de juicio político en las próximas semanas.

La misiva se difundió después de que en la mañana de este martes el Departamento de Estado impidió que el embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Gordon Sondland, realizara una deposición que tenía prevista ante los tres paneles legislativos mencionados.

One comment

  1. Es muy “TRISTE” que esas cosas estén ocurriendo en el “UNICO” país del mundo donde rige el estado de derecho, líder mundial en democracia, libertad de expresión y bla, bla, bla……..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *