Réquiem por el Generalísimo en Narcisa

El lugar donde disparó el último tiro y envainó su espada Máximo Gómez hoy es víctima del olvido y la desatención

sancti spiritus, maximo gomez, yaguajay, historia de cuba
Urge encontrar una grúa para retirar los troncos de árboles amontonados en el histórico lugar. (Foto: Luis Francisco Jacomino)

El monumento que recuerda la presencia en Narcisa del insigne guerrero dominicano Máximo Gómez Báez hoy clama por una reconstrucción. No se trata de un sitio cualquiera, sino del obelisco que desde 1916 fuera erigido al Generalísimo, quien terminó la Guerra de 1898 en el ingenio Narcisa y desde donde diera a conocer la proclama que definía su posición respecto al resultado de esa contienda bélica.

El pequeño busto permanece rodeado de los troncos de los árboles que derribó a su paso el huracán Irma, en una suerte de remedo extemporáneo de aquellas tropas españolas que tantas veces acorralaron al general mambí y que él supo burlar y someter a su antojo.

Pero ahora Gómez pareciera predestinado a perder esta batalla, pues el mástil de la bandera o la propia insignia desaparecieron del lugar y las jardineras de hierro fundido con más de un siglo de existencia han rodado en pedazos por el piso. 

Taumara Fleitas, una vecina del lugar, no encuentra explicación ante la imagen del sitial que por años fue el sitio más hermoso de Narcisa, donde los pioneros aprendían la historia y del cual vivían orgullosos sus pobladores.

Otros residentes confirmaron que en ocasiones debido a la carencia de alumbrado han intentado sustraer el busto o las jardineras de hierro fundido, lo que por suerte han impedido hasta ahora los custodios de entidades enclavadas allí.

Ironías de la vida para un hombre que luchó sin descanso por la libertad de Cuba y asumió nuestro pabellón nacional como el suyo, tal y como se reconociera esta misma semana en el homenaje realizado en La Habana a propósito del aniversario 114 de su fallecimiento, en una ceremonia que contó con la presencia de nuestros principales dirigentes: Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel.

Sin menospreciar la imagen que legó el desmantelamiento de la industria azucarera, verdaderamente el monumento a Gómez en Narcisa es la viva expresión de la dejadez y la despreocupación.

En indagaciones con la presidenta del Consejo Popular pudimos conocer que, a pesar de las gestiones, no aparece una grúa para retirar los enormes troncos del lugar después de transcurridos más de 20 meses del paso del huracán Irma.

De acuerdo con Anaís Gómez Hernández, directora del Centro Provincial de Patrimonio, la Ley No. 2 de 1977 de los Monumentos Nacionales y Locales dispone en el reglamento 55, artículo 48, que el dueño de la tierra tiene la responsabilidad de cuidar y preservar el sitio. Precisamente este obelisco fue construido en 1916 y actualmente pertenece a la Empresa Agropecuaria Obdulio Morales.

Carlos Luna Piedad, director de dicha entidad, aseguró que entre las alternativas posibles para resolver tal problemática está el financiamiento de un proyecto para la recuperación de sitios y tarjas históricas contempladas en el patronato de esa empresa.

¿Cuánto tiempo más habrá que esperar por una grúa para al menos retirar los troncos de los árboles del lugar cuando a escasos metros de allí se levantan edificios con estos medios? ¿Será muy costoso devolver al sitio la campana, el mástil y la bandera que formaron parte del conjunto?

En mi modesta opinión considero que, por muchas que sean las carencias materiales, restaurar un pequeño monumento como este no puede ser más complicado que derrotar columnas españolas a machete limpio, realizar campañas militares tan brillantes como la protagonizada en La Reforma o preparar un contingente invasor, tal y como lo hiciera aquel dominicano que peleó como un cubano y más.

7 comentarios

  1. Mi abuela me contaba que en el capitalismo y no creo que ese sea el sistema que resuelva el problema, le toca al nuestro, había un respeto por ese lugar, imagina estaba lleno de Dalias, rosas, e incluso en mi infancia recuerdo lo hermoso de ese lugar. Yo amo a Narcisa, ese pequeño pueblecito de Yaguajay que es parte importante de nuestra historia y que en un tiempo fue más importante que ahora, ya nadie se acuerda de lo que allí paso, el que estuviera Máximo Gómez, en que dieran clase en Narcisa Raúl Ferrer y Onelio Jorge Cardoso, que fuera parte de un importante movimiento obrero y sindical, que su gente acogiera la construcción del Dragón 1 para la toma de Yaguajay, que por cierto se conoce de eso pero en Narcisa no hay ni la más mínima tarja o algo que así, y está expuesto en el museo de la Revolución, que las locomotoras de Narcisa cuenten la historia de Cuba desde otros lugares es triste, estan en tantos sitios como en La Habana, nada la historia de pobladito feliz está muriendo duele saberlo, duele decirlo… hagamos algo por Narcisa… salvemos la historia… respetemos a tantos hombres y mujeres que humildemente y muchas veces en el anonimato ayudaron a construir la historia de mi nación. Narcisa necesita hoy urgentemente salvar su patrimonio, espero que decisores sabios que inteligentes lean este trabajo que junto a Jacomino defiendo a capa y espada porque para mí Narcisa es parte importante de mi vida, de mi historia.

  2. Es una pena, todos ven q no son responsables de lo q allí ocurre. Si no se entiende q todos desde la comunidad hasta los funcionarios con un poco de sensibilidad y unidad pueden cambiar esa imagen por díficil q parezca.Es mejor pensar en soluciones que en justificaciones.

  3. Y si asi le fue a los troncos, como le ira a la recosntruccion de los jarrones??

  4. La verdad que no sé qué están haciendo los dirigentes de este municipio, es una falta de respeto a la Historia de Cuba, a nuestras raíces, una falta de agradecimiento pues gracias a Gómez y otros tantos hoy podemos difrutar este país.
    Entonces es responsabilidad de la Empresa Agropecuaria Obdulio Morales, es increible, pues a una cuadra de esta empresa se están construyendo edificios de hasta 5 pisos, dos cuadras más adelante vive Carlos Luna Piedad, director de dicha entidad, y un poco mas alante queda dicho Obelisco.
    ¿Cuánto tiempo podría costar llevar una de esas grúas y sacas de ahí esos troncos? Pena da esta situación.

  5. Felicito,al comunicador por resaltar esta falta de abandono. Siendo un monumento al generalísimo máximo Gómez,,no se explica ,este hecho seguimos con la directiva de la centralización,tiene que venir alguien o una visita de alto nivel para que les diga que tienen que hacer ,y pregunto ya resolvieron la problemática con tanto km de costas los spiritus nos no pueden comer pescado,pues hace como un año están tratando de ponerse de acuerdo,los responsables que tiene que ver con los permisos con los cuentapropisras que pescan
    Y reiteró que para mi modesta opinión el diario digital escambray es el más completo y comprometido con difundir las noticias y resaltar sobre todo lo que no funciona los felicito sigan así un saludo

  6. Esto es una falta de respeto al Generalisimo, que le podremos mostrar a las nuevas generaciones?

  7. Le ronca la malanga que todavía esto se encuentre en este estado a años del suceso climático. Parece que a nadie le enteresa nada como ocurre a diario en muchas partes y organiismos. Pregunto:
    1. ¿Qué hacen los directivos del municipio, tanto gobierno como partido, sindicato, etc, etc?
    2. ¿Es que no hay una grúa, buldocer, tractor de potencia que arrastre el tronco que se muestra?
    CReo que falta lo principal en las personas de hoy en día………. Estoy seguro que si se anuncia o se filtra que una visita gubernamental va a ese municipio, todo aparece como arte de magia. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *