Sancti Spíritus incrementa la siembra de maíz para respaldar la alimentación animal

Ante las limitaciones que enfrenta el país, la provincia emprende la mayor siembra de su historia en aras de sustituir importaciones del grano

sancti spiritus, maiz, carne, sustitucion de importaciones
Al igual que en la siembra, en la cosecha se utiliza la moderna maquinaria llegada al territorio. (Foto: Oscar Alfonso/ Escambray)

Ante el déficit de importación de piensos, dada la adversa coyuntura financiera del país, la producción de maíz con destino a la alimentación animal se ha convertido en uno de los encargos agrícolas más priorizados del momento y Sancti Spíritus planifica sembrar en la actual etapa de primavera alrededor de 12 000 hectáreas del cultivo con el propósito de entregar 19 000 toneladas del grano, cifras sin precedentes en la provincia desde que se activó en el 2011 el programa de sustitución de importaciones.

Alberto Reina Montiel, subdelegado en la Delegación Provincial de la Agricultura, informó que a raíz del montaje de este ambicioso programa el maíz clasifica como la mayor plantación dentro de los cultivos varios en el territorio, toda vez que dentro del programa del autoabastecimiento municipal también se prevén sembrar casi 6 000 hectáreas para la venta directa a la población.

Señaló Reina Montiel que, con el propósito de evitar la alta concentración de la cosecha y mitigar posibles impactos del clima en el cultivo, se acude a la siembra escalonada hasta el mes de agosto, aunque el grueso se concentra entre abril y junio, por ser la época tradicional y con el fin de aprovechar los suelos liberados de la cosecha de tabaco que recibieron dosis de fertilización.

Hasta el 12 de mayo la plantación reportaba adelanto, con más de   6 200 hectáreas cubiertas, en un plan donde el sector cooperativo y campesino asume alrededor del 90 por ciento, fundamentalmente en los municipios de Yaguajay y Cabaiguán.

La propia fuente significó que la mayor parte de la semilla utilizada proviene de la Empresa Provincial dedicada a esta actividad, lo que garantiza más calidad en la plantación al ser una simiente tratada, y mejor rendimiento agrícola. Añadió que buena parte de la plantación se realiza con máquinas, sobre todo en las áreas más compactas.

Acotó Reina Montiel que la recolección del grano adquirirá fuerza a partir de julio. Se prevé el empleo de la maquinaria en las áreas que lo permitan, a la vez que se concibe secar parte de la producción en la planta de granos de Iguará, con una capacidad de 60 toneladas en un turno de ocho horas, aunque está previsto también usar los patios de algunos secaderos de café.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *