Se mantienen en ejecución las principales inversiones de Sancti Spíritus

Las obras del Turismo, la Salud, la Defensa, la Agricultura y el Programa de la Vivienda mantienen su secuencia constructiva. Afectadas las producciones locales de materiales, de cemento y asfalto

El programa de la construcción de viviendas se mantiene. (Foto: Vicente Brito / Escambray).

Las limitaciones de combustible derivadas de la particular situación energética que atraviesa el país, han tenido en el programa inversionista de la provincia una repercusión de menor magnitud si se le compara con los contratiempos ocurridos en otros sectores de la economía y los servicios, toda vez que las obras principales asociadas al Turismo, la Vivienda, la Salud y la Agricultura mantienen su secuencia constructiva.

Noel Carballo González, vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial (CAP), declaró a Escambray que a partir de la protección de combustible que le aseguró el Ministerio de la Construcción a la empresa del territorio —asume cerca del 60 por ciento del programa inversionista— prosiguió la ejecución en obras principales como los nuevos hoteles de Trinidad, los repartos de viviendas en Yaguajay y Sancti Spíritus, los silos en el secadero de arroz Tamarindo, en el Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos y en el Polígono de Fabricación en Cerámica Blanca.

“El Micons paralizó lo que está relacionado con el asfalto, la pavimentación y las labores de movimiento de tierra, actividades altas consumidoras de combustible. En la Fábrica de Cemento Siguaney se ha detenido la producción al no llegar el clínquer —materia prima— que se suministra por vía ferroviaria desde Cienfuegos, además de la rotura de un compresor que ha impedido la venta del cemento almacenado; en tanto las obras de la Defensa no se han interrumpido”, explicó Carballo González.

Añadió que los trabajos relacionados con las redes eléctricas están temporalmente afectados por falta de combustible en inversiones como las fábricas de pinturas en Trinidad, de bloques en El Pedrero y de tuberías plásticas en Yaguajay, así como de loza sanitaria en Venegas y el campamento para los constructores, en la villa Patrimonio de la Humanidad.

A raíz de la limitación del combustible, se ha frenado la producción de materiales de la construcción en la empresa provincial y en los diferentes territorios.

“Las inversiones principales han continuado, de manera que corresponde buscar la recuperación de los atrasos en todas las obras afectadas, pero la estrategia está en dependencia de la disponibilidad de combustible que tenga el país en lo adelante”, subrayó Carballo González.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *