Transporte Escolar se pronuncia

Esta columna publicó un titular que no se ajustaba del todo a la realidad cuando, el pasado 23 de noviembre, vio la luz la reseña Cariblanca sí está en la ruta. Tal aseveración la había hecho a esta redactora Reinaldo Gómez Gallardo, subdirector de Formación y Educación Deportiva en la EIDE provincial, quien sostuvo que había revisado el kilometraje aprobado desde hace años y que en el mismo se incluía la entrada a Cariblanca.

Se trataba del caso de un alumno del referido centro residente en esa comunidad del municipio de Fomento, cuya madre se preguntaba por qué en el primer pase del pasado septiembre lo llevaron hasta la casa y lo recogieron allí, pero en el siguiente no, aunque el día de la salida llovía y el estudiante debió caminar a pie diez kilómetros.

La aclaración nos llegó en una misiva de respuesta enviada por la Dirección de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Transporte Escolar Sancti Spíritus, firmada por Danay Torres Montané, jefa del Grupo de Operaciones, Comercial y GPS, quien subraya que Cariblanca nunca estuvo en su ruta.

El texto relata que al comienzo del curso escolar y antes del primer pase siempre en esa entidad se efectúa una reunión “para colegiar el nuevo enrutamiento por bases, donde participan Educación, la EIDE y los ‘Camilitos’, que es a quienes prestamos servicios”. Agrega que en la última cita, correspondiente al 18 de ese mes, “el compañero que estuvo presente por la EIDE, quien era nuevo desempeñando esa labor, no dio cambios y dijo que su escuela se mantenía igual”.

Torres Montané expone que el día 19 tuvo lugar el primer pase, y en la ruta EIDE-Fomento-Agabama el chofer que asumía el viaje intentó desde Fomento, ante la duda, aclarar con la base si debía o no llevar al alumno hasta Cariblanca, pero al no poder comunicarse telefónicamente asumió su traslado.

Refiere, además, que esa incidencia apareció en el GPS del vehículo y fue analizada con dicho chofer, cuyas razones fueron entendidas, por lo que, para ser consecuentes, se autorizó la recogida del discípulo, a su regreso, en ese propio punto. Tras crearse una contradicción entre ambas partes, ya que el centro planificaba un incremento en el kilometraje sin previa consulta —detalla la carta—, se solicitó al compañero Reinaldo que acudiera a revisar lo relativo al enrutamiento con la Jefa de Operaciones de la UEB, pero no sucedió así, de manera que en el pase del 4 de octubre el niño fue dejado en Fomento.

“El caso denota falta de control por una y otra partes, pese a que ambas aseguran tener excelentes vínculos de trabajo. La enseñanza es también que aunque se trate de un solo discípulo, nunca debe faltar la comunicación”, escribíamos en aquella oportunidad. Ahora suscribimos la idea por entero.

Todo parece indicar que Cariblanca sí está en la ruta que obra en poder del centro educacional, en tanto, Transporte Escolar no la tiene registrada como un destino y un niño está pagando las consecuencias. Según confirmó la propia fuente, el caso es perfectamente soluble si la escuela se lo propone, solo que para ello deben reunirse ambas partes. ¿Qué impide esa conciliación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *