Yailín Cruz Rodríguez: Yo nací entre las patas de los caballos (+fotos y videos)

Asegura esta espirituana, criadora de bestias de raza, un oficio poco común para mujeres. También rememora sus años como amazona nacional

sancti spiritus, mujeres, caballos de raza, vaquera, rodeo cubano
Con sus propias manos da de comer a los caballos. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Muy cerca de la comunidad de El Majá, la joven Yailín Cruz Rodríguez desempeña en un oficio poco común para mujeres: la cría de caballos raciales. En estos momentos atiende 18 ejemplares, entre los que figuran sementales, yeguas y sus descendientes; todos de la raza Quarter horse o cuartos de milla, como también se les conoce a los que mantienen su linaje y ascendencia prácticamente original.

“Yo nací entre las patas de los caballos —dice—, en un sitio conocido como Las Tunitas, en el municipio de Taguasco, y a los cuatro años ya desfilaba como jinete en los actos por el Primero de Mayo, acudía a la escuela primaria y secundaria sobre el lomo de un animal y de vuelta a casa, los bañaba, alimentaba y cuidaba. Ahora tengo mi propia finca, a la que nombré Ela, en honor a la primera yegua campeona que tuve”.

sancti spiritus, mujeres, caballos de raza, vaquera, rodeo cubano
Su finca Ela lleva el nombre de una de las yeguas que más quiso. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

La destacada criadora de la provincia cuenta con múltiples reconocimientos en todas las ferias del país: fue atleta del rodeo, amazona provincial y nacional desde el 2005 hasta el 2013, resultó varias veces campeona de la carrera entre barriles y representó a Cuba en varios eventos internacionales.

“Cuando tenía 19 años me inicié como vaquera en el equipo provincial —confiesa—. Fue una etapa hermosa, de mucho rigor, pues antes se hacían elecciones para la amazona que exigían de conocimiento y preparación. Luego salí embarazada y concluyó esa faceta de mi vida; aunque nunca me he desprendido totalmente de la ganadería, yo adoro los caballos, ya tenía algunos de clase y entonces decidí continuar como criadora racial”.

¿Cómo logras ejemplares con tanta pureza?

Fue en el 2010 en una feria en Granma, a la que asistía como vaquera que me acerqué al Comandante Guillermo García Frías y le solicité ayuda para obtener un semental cuarto de milla de pura raza; poco después me llamaron para buscar el potro en Rancho Azucarero, una unidad de Flora y Fauna de la provincia de Mayabeque. Lo traje con tres años y busqué yeguas con estirpe para la reproducción, desde entonces Fuego, así se nombra ese caballo, me ha dado crías de muy buena calidad.

sancti spiritus, mujeres, caballos de raza, vaquera, rodeo cubano
En medio de los animales pasa la mayor parte del día. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

¿Te resulta difícil el adiestramiento de estos animales?

No, aunque detrás de un logro hay mucho sacrificio. A mí me da resultado amansarlos desde que nacen. Yo le hago el parto a las yeguas o estoy a su lado cuando llegan a término. Lo que una haga con los potrillos en los primeros 15 o 20 días de nacidos nunca más lo olvidan. Entonces los acaricio, le pongo una jáquima pequeñita, les doy alimento con mis propias manos. Eso los apega a mí y en la medida que crecen me consideran como su otra mamá.

sancti spiritus, mujeres, caballos de raza, vaquera, rodeo cubano
La exatleta del rodeo confiesa que su mundo gira alrededor de los caballos. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

El manejo con el animal es determinante y requiere de cumplir con horarios a los que están acostumbrados. Yo me levanto a las cinco y media de la mañana cada día, hago el café y comienzo con la limpieza de las cuadras; luego reparto la primera dosis de pienso y hierba (son dos al día).

¿Premios como criadora?

Esos les corresponden a mis animales, aunque detrás de ellos está mi empeño, no se gana un premio de la nada, hay que esforzarse mucho, los caballos llevan una dieta balanceada, hay que desparasitarlos, cuidarlos; pero desde el 2014 he logrado galardones en todas las categorías. Aquí cuento con animales de uno y otro sexo que alcanzaron la categoría de campeones, campeones de campeones y reservados de campeones. En la última Feria de Rancho Boyeros, en marzo de este año, con solo tres animales obtuve 11 títulos. Después se nos han acercado criadores de muchas provincias y algunos hasta han venido a la finca en busca de mis sementales para obtener buenas crías.

sancti spiritus, mujeres, caballos de raza, vaquera, rodeo cubano
El pequeño hijo de Yailín promete ser un buen ganadero. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

¿Un recuento de tu vida vaquera?

En el 2013 gané todos los reconocimientos en carrera entre barriles, pero también representé a Cuba en el Campeonato Mundial de la Mujer vaquera, desarrollado en Colombia, y en otros eventos realizados en Costa Rica y Guatemala.

Sin embargo, ya hoy mi vida gira alrededor de los caballos, no de los barriles; pero, sobre todo, alrededor de mi familia, de mi pequeño hijo Wrangler, mi futuro vaquero, ese que amanece a mi lado y en las noches, cuando hacemos guardia a los animales en el potrero, está con los ojitos abiertos porque quiere ser también parte de esta historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *