Agricultura: producir y proteger la fuerza laboral ante amenaza del coronavirus

El sector en Sancti Spíritus apela a medidas de contingencia que posibiliten producir, comercializar y evitar en lo posible afectaciones productivas

sancti spiritus, agricultura sancti spiritus, agricultura, coronavirus, covid-19, produccion de alimentos
En la industria del tabaco se habilitan más turnos de trabajo y se exige el uso del nasobuco. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Aunque predomina el laboreo a campo abierto, el Sistema de la Agricultura en Sancti Spíritus no se ha cruzado de brazos ante la situación sanitaria del país por la Covid-19 y puso en práctica diversas medidas encaminadas a proteger la fuerza laboral, estimular el trabajo a distancia y aplicar todas las alternativas posibles para responder al llamado nacional de producir y comercializar más alimentos.

Sin ser de los sectores donde se dan grandes concentraciones de trabajadores, sí tiene un encargo alimentario que adquiere mayor validez en momentos donde la permanencia en las casas demuestra ser una de las medidas más coherentes para la detención del contagio de la enfermedad, a sabiendas de que se dispara la demanda de comida en los hogares.

Pedro López Cabello, subdelegado general en la Delegación Provincial de la Agricultura, informó a Escambray que la indicación más importante para el sector es sostener niveles productivos y de comercialización a tono con las necesidades y en virtud de ello se le presta atención especial a la distribución de la comida que habitualmente se llevaba a las ferias dominicales, que ahora se destina a los diferentes puntos de Acopio, además de que ya se asume la distribución de la papa según lo establecido.

Otra medida de relevancia —informó López Cabello— es colocar la comunicación institucional en sintonía con el momento y las necesidades informativas de todos los colectivos, sobre todo en aquellos identificados como más vulnerables por la concentración de las fuerzas, díganse fábricas de tabaco, unidades avícolas, porcinas y apícolas, industrias y minindustrias.

Precisamente en las instalaciones de tabaco torcido ante la necesidad de separar a los torcedores se acude a la implementación de nuevos turnos de trabajo y otras medidas de protección; no obstante, Odelvis Carrazana, máximo representante de esta actividad en el territorio, precisó que por estos días entre 30 y 40 torcedores están dejando de asistir a las plantas por presentar síntomas catarrales o mujeres que ahora deben cuidar a los hijos menores en edad escolar, y ello ha derivado en una afectación productiva de unos 4 000 tabacos diarios.

Según la información de Pedro López, el Sistema de la Agricultura puso en práctica también el trabajo a distancia en todos los perfiles laborales que lo permiten y por esa vía permanecen activos en sus hogares unos 400 trabajadores.

Asimismo, destacó que fue suspendida toda la actividad turística de la Empresa de Flora y Fauna, se respalda la comercialización de productos higiénicos a todas las entidades del sector, a la vez que sigue activo el Punto en Frontera de Casilda en función de la salud animal y vegetal para atender cualquier arribo de embarcación o mercancía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *