Ante la COVID-19, a partir del sábado paralización total del transporte público

La decisión forma parte de nuevas medidas que incluyen al sector del Comercio, en virtud de garantizar la protección de la población y facilitar un mejor acceso a los alimentos y productos de aseo

La paralización incluye todos los servicios de transporte públicos estatales y no estatales. (Foto: Vicente Brito / Escambray)

A partir del sábado 11 de abril se paralizará en todo el país el servicio público de transporte urbano, incluido los ómnibus, los ruteros y otras modalidades de traslado de pasajeros estatales y privados, medida que extiende su alcance a los servicios intermunicipales y rurales, trascendió este jueves en el espacio televisivo de la Mesa Redonda, como un nuevo paso en virtud de garantizar la protección de la población.

Al anunciar esta y otras nuevas disposiciones aprobadas por el Gobierno cubano ante el progresivo incremento que manifiesta la COVID-19 en el territorio nacional, el Ministro de Transporte Eduardo Rodríguez Dávila señaló que, a pesar de las medidas aplicadas anteriormente en el transporte urbano e intermunicipal, lejos de reducirse la movilidad de pasajeros se aprecia un incremento y un hacinamiento de las personas en los medios de transporte público.

Esto constituye un riesgo en un momento donde la enfermedad manifiesta más contagio, acotó Rodríguez Dávila, por lo que, —añadió—, apegados a la divisa de la Revolución de que la vida humana es los más importante, hemos adoptados nuevas medidas para este sector.

“Estamos haciendo una paralización total de todos los servicios de transporte públicos estatales y no estatales en todo el país, medida que se aplicará a plenitud a partir del próximo sábado 11 de abril”, subrayó Rodríguez Dávila, a la vez que adelantó que desde este viernes se “producirá una disminución sensible de todos los servicios”.

El Ministro de Transporte precisó que el servicio que se mantendrá estará solo en función de los trabajadores de actividades priorizadas, productivas y de servicios, todas necesarias y  debidamente autorizadas. “Solo mover trabajadores que prestan servicios vitales”, subrayó.

Rodríguez Dávila explicó que para la implementación de estas disposiciones se establecerá un mecanismo de identificación, tanto de los trabajadores como de los medios autorizados a circular y el personal de supervisión pueda exigir el cumplimiento de la medida, acotó.

Asimismo, señaló que se ha previsto crear a través de los Consejos de Defensa de cada territorio un mecanismo de atención a casos puntuales que puedan presentarse de personas que requieran una movilidad imprescindible y no esté recogida dentro de los casos aprobados para trasladarse por razones de trabajo.

También precisó que esos medios de transporte que quedarán en función de las actividades priorizadas podrán explotar sus capacidades al 50 por ciento, “de modo que se garantice una distancia prudencial entre las personas, lo cual se exigirá también a algún transporte privado que se autorice a circular”, enfatizó.

El Ministro de Transporte insistió en que se exigirá el uso del nasobuco y del hipoclorito al abordar los medios. “Estamos suspendiendo también el apoyo que brindan los vehículos estatales en las paradas y puntos de embarques, vamos a prohibir la transportación de pasajeros en medios de transporte de carga y, a los trabajadores por cuenta propia que se verán afectados con la medida, se les suspende la licencia  de operación de transporte, eso los libera del pago de impuesto”, señaló.

Rodríguez Dávila destacó también que se pondrán en función de las transportaciones de alimentos todos los medios que se requieran para cumplir con las indicaciones de acercar los productos básicos y otras mercancías a las comunidades. Además, informó que el cuerpo de inspectores y demás personal del sector que se decida, estarán en función de controlar el cumplimiento de estas medidas.

“No son medidas para molestar a las personas, son medidas para proteger la vida y contribuir a detener el contagio de la enfermedad; pedimos la comprensión del pueblo y de la comunidad para que las medidas tengan un resultado positivo en el enfrentamiento a la enfermedad”, concluyó Rodríguez Dávila.

Por su parte la Ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, anunció también nuevas disposiciones para el sector, en virtud de corresponder a la organización y acercamiento de los alimentos y de otros productos básicos a la población, contribuir al orden y garantizar más eficacia en el aislamiento social.

El Comercio es de las actividades que tenemos que mantener, subrayó en su intervención Betsy Díaz, pero hay otras como la gastronomía que la hemos regulado más, y como se anunció desde ayer se suspenden los servicios dentro de la unidades, “solo prestarán servicios de alimentos para llevar en un horario hasta las ocho de la noche”, precisó.

Entre las nuevas medidas que se introducen en el sector del Comercio en el país, la Ministra informó que en las Cadenas de Tiendas en Divisas se “reacondicionarán unidades comerciales que vendían otras líneas de productos, para adecuarlas a la venta de alimentos, de aseo y de productos de higiene, logrando desconcentrar la distribución y llegar a la mayor cantidad de establecimientos por municipios, incluidos los kioscos”, acotó.

Asimismo, explicó, “se incorporarán todas las cajas registradoras, un reclamo de la población, para la venta de todos los productos, o sea, no tener una caja registradora limitada a una línea de productos; se paraliza la venta de todos los productos, excepto los comprendidos en las nomenclaturas o categorías de alimentos, aseo, higiene, limpieza y canastilla, así como los productos comercializados en moneda libremente convertible”.

Aclaró Betsy Díaz, que no se “venderán confecciones, calzado, ni otros artículos que consideramos que en esta etapa no son de primera necesidad”, enfatizó.

La titular del Comercio informó que se “confeccionarán módulos de aseo y alimentos para dinamizar las ventas en las unidades y en los lugares donde la cadena de tienda es limitada se organizarán ventas móviles en coordinación con los Consejos de Defensa Municipales, y también acercar los productos a los trabajadores de la Salud que prestan servicios vitales, de manera que no tengan que salir a buscarlos”, destacó.

Betsy Díaz informó, además, que a partir de este viernes 10 de abril “se suspende temporalmente la venta en los grandes centros comerciales para evitar aglomeraciones y traslados; y se suspenden también la venta de bienes en la red de mercados de artículos industriales”.

En relación con la gastronomía indicó que se prohíbe la venta de bebidas alcohólicas, “solo se venderían en la red de tiendas y Mercados Ideales para llevar, las cafeterías de 24 horas reducirán su servicio a 12 horas”, precisó.

En relación con los servicios de belleza, la ministra de Comercio, informó que la indicación es limitarlos, ejecutarse solo donde las condiciones higiénicas lo permitan, donde haya protección para el prestatario y el cliente; son actividades que estamos dejando a decisión de los territorios, señaló.

Son medidas —subrayó—, para reforzar las acciones y evitar traslados de personas, acercar los productos a los barrios y las comunidades, todas en función de lograr el aislamiento social para evitar la propagación de la COVID-19.

3 comentarios

  1. ¿En mi auto privado puedo circular?

  2. Las personas en motorina podrán circular ???

  3. En otros países estas medidas unidas a la cuarentena total ha dado resultados..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *