Cancillería rusa denuncia campaña difamatoria de Occidente

Las autoridades rusas denuncian que la administración germana frena el proceso de investigación sobre el caso del opositor Alexei Navalni

La cancillería rusa criticó a Berlín por acusar a Moscú sin pruebas concretas. (Foto: PL)
La cancillería rusa criticó a Berlín por acusar a Moscú sin pruebas concretas. (Foto: PL)

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia calificó de infundadas las acusaciones contra el gobierno de Vladimir Putin por el estado de salud del opositor Alexei Navalni y denunció la campaña de desinformación impulsada por Occidente.

Según la agencia de noticias Sputnik, Navalni presentó problemas de salud el 20 de agosto durante un vuelo desde la ciudad de Tomsk a Moscú y fue ingresado en un hospital de Omsk, cuyos especialistas consideraron necesario llevarlo a un coma inducido.

Dos días después fue trasladado a Alemania por sus partidarios en una aeronave de la organización Cinema for Peace, quienes arremetieron contra el Kremlin y acusaron a la dirección de este país de ser responsable de un supuesto envenenamiento.

La cancillería rusa abogó por la realización de una investigación exhaustiva sobre el caso y criticó a Berlín por negarse a ofrecer detalles sobre la evolución de la salud del bloguero y por acusar a Moscú sin pruebas concretas.

‘Además de la postura no constructiva de las autoridades alemanas, continúan las críticas infundadas contra Rusia. La campaña masiva de desinformación evidencia claramente que el objetivo de sus promotores no es la salud de Navalni ni conocer las causas de su hospitalización, sino incitar a la aplicación de sanciones’, señala un comunicado de dicho organismo.

Asimismo demanda la entrega inmediata por Berlín de los datos del examen médico de Navalni, en conformidad con una solicitud de la Fiscalía General de Rusia del 27 de agosto.

La ausencia de la información mencionada impide a los organismos rusos usar todos los mecanismos procesales necesarios para establecer las circunstancias de lo sucedido. Mientras, la histeria en relación con este asunto se exacerba aún más, asevera el texto.

Por otra parte manifiesta la voluntad de los médicos rusos de intercambiar elementos con los galenos alemanes y denuncia que la administración germana frena el proceso de investigación sobre el caso.

De acuerdo con Sputnik, la cancillería rusa citó al embajador alemán en Moscú, Géza Andreas von Geyr, para manifestarle su rechazo al comportamiento de su país y criticar los intentos de desacreditar a Rusia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *