Colmena espirituana muestra su gran corazón

La primera actividad oficial del proyecto fue ofrecida este 13 de agosto, en homenaje a Fidel Castro

Colmenita, Pediátrico, Sancti Spíritus
La Colmenita de Sancti Spíritus tomó como escenario áreas del Hospital Pediátrico Provincial José Martí. (Foto: Odalys Cid)

Los pasillos y algunas salas del Hospital Pediátrico Provincial José Martí de Sancti Spíritus dejaron su frialdad y silencio para ser el escenario perfecto a la primera presentación oficial de la Colmenita espirituana.

Bajo el auspicio de la Oficina del Conservador de la Ciudad del Yayabo, los niños y niñas del proyecto regalaron su arte, a quienes se atienden y a quienes laboran en dicha institución.

“No podía ser otra la mejor fecha. La llegada de la COVID-19 generó que detuviéramos los ensayos, pero decidimos llegar hasta aquí como evidencia de nuestro amor y respeto a Fidel Castro y para desde nuestro arte darle fuerza a todo el personal de salud que día a día enfrenta la pandemia y, en especial a quienes salvan a nuestros niños y niñas”, dijo Dayana Bernal Torres, quien está al frente del proyecto.

Por su parte, Laura Brito Alsina, al frente del área de Comunicación de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Sancti Spíritus, reconoció que apostar por ideas como dicho espectáculo resulta de gran interés para esa institución.

“Defendemos no sólo al patrimonio, sino los valores y nuestra identidad. Este intercambio tiene ese objetivo”.

Además, de cantar y bailar, los pequeños artistas yayaberos entregaron regalos a varios de los pacientes y al personal de salud.

Yésika Mora, la paciente de más larga sobrevivencia en Cuba con una atrofia muscular espinal tipo I, recibió el cariño del proyecto cultural. (Foto: Odalys Cid)
Yésika Mora, la paciente de más larga sobrevivencia en Cuba con una atrofia muscular espinal tipo I, recibió el cariño del proyecto cultural. (Foto: Odalys Cid)

Un momento especial fue la rápida visita a la cama de Yésika Mora, la paciente de más larga sobrevivencia en Cuba con una atrofia muscular espinal tipo I, quien conoció del amor que derrocha la Colmenita espirituana.

Todos los integrantes de dicho proyecto, anhelan por el retorno a la normalidad para concluir los ensayos de la obra El zángano enamorado, el estreno en que laboran desde hace meses.

“Cuando todo concluya queremos irnos al Teatro Principal, a nuestras calles y comunidades alejadas de las cabeceras municipales para sencillamente fomentar la idea que nuestra máxima es tener buen corazón”, concluyó Bernal Torres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *