Constructores espirituanos extreman medidas contra la COVID-19

Se insiste en el control y vigilancia de la fuerza que labora en obras del Turismo en Trinidad y en la edificación de viviendas en la capital del país

trinidad, peninsula de ancon, construcciones, turismo, polo turistico-trinidad-sancti spiritus, coronavirus, covid-19
Se mantiene el control estricto con los constructores que laboran en obras del Turismo en Trinidad. (Foto: José A. Rodríguez)

Medidas de reforzamiento, prevención y control para evitar la propagación de la COVID-19 implementa el Ministerio de la Construcción en Sancti Spíritus con vista a la protección de quienes laboran en un sector que, además, prestan servicios más allá de las fronteras de la provincia.

De acuerdo con Rislander Torres Díaz, director general de la Empresa de Construcción y Montaje, ante la amenaza del nuevo coronavirus, desde hace semanas se establecieron medidas primarias como garantizar en todas las dependencias de la empresa los recursos y medios higiénico-sanitarios para la prevención de la pandemia y proceder al tratamiento de desinfección al concluir cada jornada, sin olvidar esas disposiciones a la hora de trasladar personal, principalmente el lavado de manos con hipoclorito de sodio.

De igual manera, se controla a los trabajadores acogidos a las diferentes modalidades de trabajo, se decidió reordenar el personal que labora fuera de su municipio de residencia para evitar traslados masivos de trabajadores y, al mismo tiempo, solamente aplicar la interrupción laboral cuando se hayan agotado todas las posibilidades de reubicación y proceder en última opción a la aplicación de la garantía correspondiente.

Algo más alejados del grueso de los trabajadores de la Construcción se encuentran la Unidad Empresarial de Base (UEB) No. 3 Obras Trinidad, encargada de edificar obras sociales en esa ciudad y el Hotel Meliá Trinidad, donde laboran 650 obreros, ubicados en tres campamentos, y también la UEB No. 4 Obras Habana que acoge a más de 80 hombres destinados a la adaptación de locales y constricción de viviendas.

En relación con los integrantes de esas brigadas, explicó Rislander, se han mantenido en sus lugares y se cuenta con un control actualizado con los datos de la totalidad de los albergados considerando un posible traslado en caso de que proceda, además de que están orientadas pesquisas diarias en los campamentos, con especial atención en los tres ubicados en Trinidad.

Los trabajadores de uno de los sectores más numerosos de la provincia insisten también en la necesidad de cumplir con el distanciamiento en reuniones, los comedores y los dormitorios, y en el cumplimiento de todas las medidas dictadas por el Ministerio de Salud Pública, así como informarse a través de todos los medios puestos a disposición del pueblo acerca de la situación de la pandemia en el mundo, en Cuba y en la provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *