COVID-19 en Sancti Spíritus: un caso confirmado, camino a la estabilidad

Al cierre de la jornada anterior se diagnostica un paciente positivo al SARS-CoV-2. El comportamiento epidemiológico de la provincia tiende al control de la epidemia

sancti spiritus, covid-19, coronavirus, salud publica
La mayoría de los casos autóctonos diagnosticados en estos momentos son contactos de viajeros que han arribado al territorio provincial. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Si se fuese a evaluar progresivamente el comportamiento de la pandemia en la provincia, podría apuntarse que el lapso que media entre el lunes y este viernes ha sido el más favorable de la enfermedad aquí. Lo apuntalan las estadísticas: según los reportes del Ministerio de Salud Pública (Minsap) en estos días es cuando menos se han reportado casos, luego de que el rebrote del SARS-CoV-2 disparara exponencialmente la curva de contagios.

Han sido tres los espirituanos diagnosticados en estas cinco jornadas: dos el pasado miércoles —residentes en Yaguajay— y uno hoy, del municipio de Sancti Spíritus. Todos autóctonos y contactos de casos confirmados.

El espirituano notificado hoy es un niño de dos años de edad —que se suma al más de medio centenar de menores de 18 años contagiados en este rebrote—  y los yaguajayenses del miércoles se ubican en los grupos etarios extremos de esta epidemia: una joven de 33 años de edad y un anciano de 71 años, de acuerdo con el parte oficial emitido por el Minsap.

Con solo tres personas diagnosticadas en cinco días y una tasa de incidencia de casos confirmados que ha estado, incluso, por debajo de 1, la provincia ha ido mostrando una tendencia al control epidemiológico de la enfermedad.

No obstante, a mediados de semana el doctor Manuel Rivero Abella, director provincial de Salud, advertía de que la mayoría de los casos autóctonos diagnosticados en estos momentos son contactos de viajeros que han arribado al territorio provincial.

Un dato ofrecido a Escambray por el doctor esclarecía del autocuidado que debe tenerse y de la importancia de cumplir cabalmente los protocolos establecidos para los viajeros: desde que se abrieran los aeropuertos más de 1 300 personas han arribado a Sancti Spíritus y de ellas una cifra superior a las 600 se mantienen en vigilancia epidemiológica. Es un riesgo, si se viola lo que estipula la legislación cubana en cuanto a los viajeros.

Aunque por fin estamos asistiendo a la caída vertiginosa de la curva de contagios, aun cuando han disminuido desde los ingresos hasta la cantidad de centros de aislamiento, la COVID-19 no ha pasado de moda.

Cada nuevo caso es otro eslabón de la cadena que, de no cortarse a tiempo, puede volver —ojalá que no suceda— a alargarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *