COVID-19 provoca un Primero de Mayo diferente en el mundo

En la jornada se multiplicaron denuncias como las difíciles condiciones de trabajo del personal de la salud en numerosos países

Las tradicionales manifestaciones y desfiles en las calles debieron suspenderse.
Las tradicionales manifestaciones y desfiles en las calles debieron suspenderse.

La pandemia de COVID-19 obligó a trabajadores de todo el mundo a celebrar un 1 de Mayo diferente, marcado por la defensa de las reivindicaciones laborales desde las cuarentenas en las casas.

En un contexto de constante expansión del coronavirus SARS-Cov2, con más de tres millones 180 mil casos a nivel internacional y de 224 mil fallecidos, las tradicionales manifestaciones y desfiles en las calles debieron suspenderse y en su lugar proliferaron las acciones desde las casas y en las redes sociales.

A pesar de las condiciones de aislamiento que impone la COVID-19, diversas organizaciones internacionales llamaron a celebrar un 1 de Mayo en defensa de la vida digna y a ello se sumaron millones de personas.

El documento, respaldado por entidades como la Asamblea Internacional de los Pueblos, el Foro de São Paulo y la Federación Democrática Internacional de Mujeres, entre otras, subrayó que pese a no salir a las calles, la lucha de los trabajadores continúa.

En la jornada se multiplicaron denuncias como las difíciles condiciones de trabajo del personal de la salud en numerosos países, lo cual se acrecienta en los difíciles tiempos de la COVID-19.

También sobresalió el reclamo por el crecimiento del desempleo a nivel internacional empujado por la paralización de las economías, y en medio de escasos o nulos recursos de ayuda social para quienes han quedado sin trabajo.

Por otro lado, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ofreció este viernes una conferencia de prensa en la cual sostuvo que ‘la pandemia sigue siendo una emergencia sanitaria pública de preocupación internacional’.

El especialista dijo tener graves preocupaciones por el potencial impacto de la enfermedad ‘a medida que comienza a acelerarse en países con sistemas sanitarios más débiles’.

‘Continuaremos llamando a los países a implementar paquetes de medidas integrales para encontrar, aislar, examinar y tratar cada caso, además de seguir cada contacto’, sostuvo.

Agregó que la OMS seguirá ‘trabajando con países y socios para permitir los viajes esenciales necesarios para la respuesta a la pandemia, ayuda humanitaria y operaciones de carga, y para que los países reanuden gradualmente los viajes normales de pasajeros’.

Europa y América se mantienen como los continentes más afectados por la pandemia, mientras Estados Unidos es de lejos el país más impactado, con más de un millón de casos confirmados y más de 55 mil fallecidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *