Cuba: Efectividad de enfrentamiento ayuda a reducir circulación de COVID-19 (+ video)

A diferencia del panorama de la pandemia en la región de las Américas, Cuba avanza hacia un escenario mucho más favorable de recuperación

Portal describió varias  medidas a cumplir como parte de la etapa posterior a la pandemia. (Foto: @PresidenciaCuba)
Portal describió varias medidas a cumplir como parte de la etapa posterior a la pandemia. (Foto: @PresidenciaCuba)

La efectividad del modelo cubano de enfrentamiento y control de la COVID-19 ha permitido reducir notablemente su circulación viral y el número de diagnosticados como positivos, afirmó el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal.

En una esclarecedora intervención en el programa radiotelevisivo Mesa Redonda, el titular de esa cartera destacó que a diferencia del panorama de la pandemia en la región de las Américas, Cuba avanza hacia un escenario mucho más favorable de recuperación con todos los esfuerzos dirigidos a evitar nuevos brotes y reducir el índice de incidencia y casos activos.

Se trata de reducir al máximo la cantidad de casos nuevos en un número determinado de población, lo cual constituye la tasa de incidencia que se ubica en 0,93 en los últimos 15 días, algo que se ido cumpliendo de manera positiva, al igual que la cifra de casos activos, hoy solo 58 de los diagnosticados con la COVID-19, explicó.

Portal significó que el mundo está cerca de los 10 millones de contagios por la rápida propagación del coronavirus SARS-Cov-2, causante de la enfermedad, que sigue siendo muy letal con casi medio millón de fallecidos, sin una clara desaceleración de la trasmisión y con un riesgo muy elevado para todas las personas, algo en lo que Cuba marca la diferencia.

En su reflexión destacó que uno de los efectos más claros de la pandemia que hoy sacude al mundo es haber desnudado la enorme desigualdad social que vive una gran cantidad de países sin diferenciar entre desarrollados y subdesrrollados, como han mostrado las imágenes en la prensa.

Después de 107 días de enfrentamiento a la COVID-19 en Cuba se aprecia un enlentecimiento de la trasmisión. En los últimos 12 días para diagnosticar un caso es necesario estudiar 367 personas, a diferencia de los 60 que se analizaban al principio de la enfermedad.

Precisó que hasta la fecha el país acumula 161 mil 674 muestras realizadas entre PCR y kits rápidos, lo que equivale a 26,4 estudios por cada mil habitantes, de ellas dos mil 325 positivas

Asimismo, subrayó que en un mes solo se han registrado tres fallecimientos, lo que da una tasa de letalidad de 0,95 gracias al control del modelo aplicado, la esmerada atención a los pacientes, la vigilancia epidemiológica, las pesquisas activas y los aportes de la ciencia con protocolos y medicamentos enteramente cubanos.

Cuba por evitar rebrotes

Reducir riesgos, vulnerabilidades y evitar nuevos brotes de la enfermedad figuran entre los objetivos de las medidas sanitarias en Cuba, de cara a la venidera cotidianidad, informó el Ministro de Salud pública, José Ángel Portal.

Regresar a la normalidad en la vida del país de manera gradual y asimétrica, constituye otros de los objetivos, basados en indicadores como la tasa de incidencia, índice reproductivo, casos activos, números de casos positivos con fuente de infección conocida en los últimos 15 días y la presencia de eventos de trasmisión local, subrayó el funcionario.

En el programa radiotelevisivo Mesa Redonda, en el que de manera habitual comparece cada semana para hacer un balance sobre el comportamiento de la enfermedad en el país, Portal describió varias medidas a cumplir como parte de la etapa posterior a la pandemia.

Prohibir la entrada de trabajadores con síntomas respiratorios a los centros de trabajo y garantizar su remisión a las instituciones de salud con inmediatez, así como realizar de manera obligatoria a la entrada de las instituciones la desinfección de las manos con hipoclorito de sodio al 0,1 por ciento o con solución hidroalcohólica al 70 por ciento, son algunas de ellas.

También mantener a la entrada de áreas comunes pasos podálicos en las condiciones higiénicas adecuadas y embebidas en hipoclorito al 0,5 por ciento, y posibilitar y establecer la protección de trabajadores expuestos al contagio en áreas de riesgo.

A estas se suman informar a la autoridad sanitaria sobre el retorno de trabajadores que viajan por asuntos oficiales y provienen de países de alto riesgo de trasmisión, así como garantizar en lugares públicos el distanciamiento público y el físico establecido entre personas.

Completan las medidas generales la retirada de las salas de espera de revistas, plegables y otros materiales que constituyan vías de trasmisión, reducir al 50 por ciento la capacidad máxima permisible en los ascensores y mantener la higiene en su interior.

Tras más de 100 días de la llegada de la COVID-19 a Cuba, la isla avanza hacia la recuperación y casi todo el territorio nacional excepto La Habana se encuentra en la primera fase hacia la normalidad.

Hasta la fecha dos mil 180 han vencido al virus, o sea, el 93,8 por ciento de los enfermos y la lista de fallecidos asciende a 85, con por ciento de letalidad es del 3,65 por ciento, según estadísticas ofrecidas por el Ministerio de Salud Pública en esta jornada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *