Deportistas de élite en Sancti Spíritus

Como parte de la descentralización de las actividades preparatorias con vistas a la Olimpiada de Tokio, Sancti Spíritus acogerá a varios atletas de primer nivel

sancti spiritus, deportistas cubanos, entrenamientos, covid-19, juegos olimpicos tokio 2021
Yonger Bastida es uno de los atletas de la preselección nacional.

Las urgencias marcadas por la COVID-19 y la premura y la necesidad de la preparación rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 traerán a Sancti Spíritus a varios de los atletas de primer nivel del deporte nacional.

Ello responde a la estrategia nacional del Inder de descentralizar la preparación en los diferentes concentrados de los centros de alto rendimiento Giraldo Córdova Cardín y Cerro Pelado, que hoy no están en condiciones de abrir sus puertas debido a que su sede principal, La Habana, se encuentra en la fase de transmisión autóctona limitada de la enfermedad.

Así, desde este mes de septiembre estarán en sus respectivas sedes atletas de los deportes de lucha libre, tiro con arco, judo y tiro deportivo, de acuerdo con Ángel Vidal Castillo, subdirector de Actividades Deportivas del Inder en la provincia.

“Hasta ahora se alistan las condiciones para acoger a los atletas que ya están clasificados para estos Juegos o los que están buscando su clasificación para los mismos. En el caso del tiro con arco, realizarían su preparación en la Academia de Arquería, los de judo y lucha lo harán en el polideportivo Yayabo y los de tiro, en el polígono de la EIDE Lino Salabarría, aunque su presencia depende de si aparecen las balas”.

“Recibimos la indicación de la dirección nacional del Inder, tal como se hará con otras siete provincias como una alternativa para dar continuidad a la preparación de esos atletas que hasta ahora se han mantenido en sus casas. Se crean las condiciones para garantizar su entrenamiento en las diferentes sedes y su alojamiento está previsto en instalaciones de la cadena Islazul. En todos los casos se velará por el cumplimiento de las principales medidas higiénico-sanitarias para evitar el contagio”.

Serán en total 46 los atletas y 15 los entrenadores, además de la tríada médica (médico, fisioterapeuta y psicólogo) en cada uno de los deportes.

Los Juegos Olímpicos de Tokio fueron aplazados ahora para el 2021 a causa de la pandemia del nuevo coronavirus. La emergencia ha llevado a que los atletas clasificados o aspirantes hayan buscado diversas alternativas para llegar a la cita de la mejor manera posible.

 LA LUCHA A LA CARGA

A tono con la indicación nacional, los colchones de la lucha espirituana se alistan para acoger anfitriones de lujo, tanto como los integrantes de la preselección nacional del estilo libre de este deporte, en el que varios atletas deben conseguir su clasificación para Japón, a la vez que se necesita mantener la preparación de los 12 que ya lograron su boleto.

Así lo confirmó Jorge Gerardo Basso, entrenador y comisionado provincial de lucha, quien explicó que se crean todas las condiciones para acoger esta base de entrenamiento en Sancti Spíritus, lo cual debe redundar también en buenos dividendos para el deporte local, ubicado en los planos estelares de la nación.

“El objetivo es poder entrenar al menos a dos hombres por división para que se faciliten los combates y la preparación sea más completa. Estamos creando las condiciones para ver si el trabajo se hace en una parte del tabloncillo del polideportivo Yayabo, donde se habilitarían por lo menos dos colchones”, señaló.

Asimismo, comentó que como parte de ese grupo aspirante a boleto olímpico se encuentran dos espirituanos: el bicampeón mundial Sub-23 Reineris Andreu, de los 57 kilogramos, y Yonger Bastida, de los 97, bronce mundial de esa propia categoría.

Explicó que ellos se han mantenido entrenando, junto a otros integrantes de la preselección nacional como Cristian Solenzal (libre), su hermano Damián (greco), al igual que Reinier Monteagudo y Javier Duménigo, todos bajo las órdenes de los técnicos Luis Barceló y Héctor Luis Valle.

“Con ellos hemos hecho un trabajo muy intenso luego de estar en sus casas varios meses por las condiciones del aislamiento, pero en todo el mes de agosto no han descansado y eso les servirá de base para lo que comienza ahora”.

En cuanto al resto de los estilos, Camagüey acogerá la grecorromana y Ciego de Ávila, la femenina.

De acuerdo con la Federación Cubana de Luchas Asociadas, estos atletas se prepararían, además, para su participación en importantes eventos, si la pandemia de la COVID-19 lo permite, ya que los mismos fueron ratificados por la Unión Mundial de Luchas. Entre estos figuran tres campeonatos del mundo: el de primera categoría, pactado para Belgrado, Serbia, en diciembre; el juvenil, en esa propia sede, y el Sub-23 en Tampere, Finlandia. 

Nacionalmente la lucha no ha renunciado a realizar su Campeonato Nacional Élite, previsto para noviembre en la provincia de Santiago de Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *