Ejecutan inversión entre las montañas del Escambray

Fuerzas del Micons en Sancti Spíritus comienzan reparación del vial Pedrero-Gavilanes que incluye la rehabilitación de tres obras de fábrica

En el Charcón se ejecuta un desvío para no interrumpir el paso de los pobladores con la fundición de una nueva losa. (Fotos: Carmen Rodríguez)

Aunque al decir de los montunos —esos que prefieren el arria de mulos para el tránsito diario— el camino “nunca ha tenido quince”, la peor pesadilla del vial que enlaza las comunidades montañosas de El Pedrero y Gavilanes comenzó tras el paso del huracán Irma, cuando la avalancha de agua corrió montaña abajo y les dejó una ruta intransitable.

Semanas más tarde, en aquellas lomas por donde solo transitaban los Katangas comenzó una reparación con la intención de despejar el vial, pero quedó incompleta porque requería la construcción de obras de fábrica y arreglo de las pendientes, inversiones aplazadas por falta de financiamiento y mano de obra para contratar.

Actualmente, en pleno desafío a una primavera que trae sus chubascos casi a diario, fuerzas de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Movimiento de Tierra, pertenecientes al Micons en la provincia, acometen la reparación de alcantarillas, incluidas las de El Charcón y Gavilanes, esta última capaz de dividir en dos el emblemático enclave donde Ernesto Che Guevara desarrolló su teatro de operaciones a finales de la guerra de liberación nacional.

Pedro García González, al frente de la UEB, sabe mejor que nadie que en el 2017 hubo una gran reparación, pero está consciente de que las pendientes no quedaron bien, continúan los deslizamientos de tierra y que no basta con lo realizado hasta ahora en las obras de fábrica.

“Los trabajos abarcan restablecer las cunetas en aquellos lugares donde se han perdido para que el agua no siga erosionando el vial, reparar las obras de fábrica, incluida una intermedia, cuya ejecución es responsabilidad de Comunales. Esta vez no se trata de pasar motoniveladora y echar rocoso a los más de 14 kilómetros de senda, aunque sí se mejorarán los tramos dañados”, aclara el directivo.

UN DÉJÀ VU PARA EL MICONS

Unas 100 toneladas de hormigón deberán verterse en la obra de fábrica de El Charcón. (Foto: Carmen Rodríguez)
Unas 100 toneladas de hormigón deberán verterse en la obra de fábrica de El Charcón. (Foto: Carmen Rodríguez)

La montaña está siempre rodeada de nubes, tan cercanas que parece que pueden tocarse; en esta época del año ya la lluvia ha hecho lo suyo y por todo el camino asoman deslaves de tierra y orillas hundidas por las aguas, al punto de abrir peligrosos abismos y dejar poco espacio para el tránsito de vehículos, ya de por sí muy arriesgado loma arriba.

En El Charcón grúas, buldócer y una máquina multipropósito dan los primeros pasos en una inversión que, según estimados, ronda el medio millón de pesos y se acomete en plena primavera y en medio de un escenario económico marcado por el déficit de combustible y de recursos.

“Para comenzar los trabajos primero se realizaron labores de limpieza del cauce de río con la extracción de palizadas y de algunos cajones de salida que el agua había arrancado. De igual manera, hubo que romper una gran roca que estaba por debajo del terraplén, la cual con la lluvia quedó al descubierto y obstruyó el paso”, precisó Pedro.

El ruido del buldócer no para; en la cabina, Roberto Guerra, el Boina, manipula los mandos sin creer en piedras grandes ni en malezas. La máquina se abre paso hasta formar un desvío para poder intervenir en la primera obra de fábrica sin interrumpir la travesía  de las personas.

“Aquí en El Charcón el agua pasa por encima, por eso lo primero es hacer los alerones de salida, rellenar con rocoso y revestir el puente con una plancha que requiere unos 100 metros cúbicos de hormigón y dos toneladas de acero”, aclara Alfredo Betancourt, un ejecutor de experiencia que asegura que la técnica de losa fundida es lo ideal en los caminos de montaña.

GAVILANES NECESITA UNA NUEVA PASARELA

El paso es inexistente entre los dos asentamientos que tiene Gavilanes. (Foto: Carmen Rodríguez)
El paso es inexistente entre los dos asentamientos que tiene Gavilanes. (Foto: Carmen Rodríguez)

“Nada más que llueve tres horas seguidas y el río Caracusey se tiende y divide en dos el poblado y, si el agua es mucha, el río llega hasta el cuadro de pelota e incomunica el otro lado donde hay más niños que en la otra parte, lo que llamamos el centro del pueblo y donde está ubicada la escuela”.

Así describe José Miguel Díaz, el delegado del Poder Popular, las vicisitudes de la primavera por aquellos intrincados lugares, dígase Gavilancito, IV Congreso o Santa Rosa.

“En tres años de este mandato todo han sido promesas, hasta ahora que comenzaron los trabajos”, afirma.

En el paso que divide al pueblo, una improvisada pasarela hace posible que los más de 200 pobladores puedan ir a la panadería o al minirrestaurante o que los de la otra parte del pueblo vayan a la bodega. En medio del río retroexcavadoras, palas, camiones y el buldócer comienzan las labores para el vertimiento de alrededor de 40 metros cúbicos de hormigón que pondrá fin a la odisea de pasar de un lado a otro, cuando se puede, como si fueran equilibristas.

Según entendidos como Alfredo, el ejecutor, todavía no se ha encontrado la fórmula para hacer entrar en cintura el camino que lleva al corazón del Escambray fomentense. Otros son del criterio de que con lo que se ha gastado a lo largo de años tratando de enderezar kilómetros de rocoso, se hubiera podido hacer una senda de hormigón. Sin embargo, la mayor expectativa es para los más de 600 habitantes de esa parte del lomerío, donde todos esperan que exista un camino seguro antes de la llegada de algún temporal duradero.

3 comentarios

  1. Ing. Arley Crespo Izquierdo

    Y Aridanes pa cuando? Creo que ya es hora que eso mismo se haga en la vía que enlaza a Mayajigua con Aridanes. Carmen le sujiero que visite ese lugar del territorio espiritismo. Allí tendrá suficiente material para hacer uno o varios artículos. Hoy ni siquiera tienen agua potable para tomar, les toca de 4 a 6 cubetas por casa cada 3 días, eso es indignante y vergonzoso a 61 años del triunfo de la revolución. Esa comunidad fue creada por idea de Fidel para las personas del escambray y hoy se encuentra abandonada. Yo me encargue de escribir a la dirección nacional del INRH por lo que allí está pasando. Allí viven personas, cubanos con los mismos derechos que los que viven en cualquier lugar de Cuba. No es justo que estén en esas condiciones. Si eso no se resuelve, entonces seguiré a quien tenga que escribirle. Y como le dije anteriormente, visite esa comunidad y verá lo que le digo. Pero vaya en un medio de transporte todo terreno porque el acceso le resultará casi imposible.

  2. Ejecutan inversión entre las montañas del Escambray (Masciso Montañoso Guamuhaya) es un error referirse a Escambray se que esta arraigado pero es prensa oficial por favor. Escambray es solo una pequeña parte de todo el masciso

    • Hay que llegar a algunos razonamientos, o no somos dialécticos, no se podría ir valorando la propuesta correspondiente al Instituto de Geografía, ya han pasado algunos años, bastantes, y por mucho que lo rectifique la «prensa oficial» el nombre definitivamente no va a pegar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *