El golpe limpio de Veitía

El boxeador espirituano fue incluido en la lista de los elegibles para los Juegos Olímpicos de Tokio 2021

sancti spiritus, cuba, boxeo cubano, boxeo, juegos olimpicos tokio 2021
El boxeador espirituano no quiere dejar pasar la oportunidad de llegar a la próxima Olimpiada. (Foto: ACN)

“Basta de indisciplinas. No quiero más problemas. Esta debe ser mi última oportunidad y no la voy a desaprovechar”. Dicho así, hasta en el jadeo parece ser un golpe contundente, como el que lo llevó al título mundial por única vez.

Al menos es como lo siente Yosbany Veitía Soto, quien vuelve a subir al ring de la esperanza olímpica, ahora que la Federación de Boxeo lo incluyó en la lista de elegibles para la cita nipona en 2021, tras haberlo excluido, según corroboró su propio presidente Alberto Puig en el contexto del Campeonato Nacional por Equipos, desarrollado este año en la Sala Yara.

 Como lo ha hecho en otras ocasiones, el varias veces campeón nacional en las divisiones de 49 y 52 kilogramos intenta levantarse de la recaída y sigue tirando golpes, tal como lo ha hecho cada vez que por un percance ha causado baja de la Escuela Nacional.

“Desde que supe que tenía esa posibilidad lo que hice fue entrenar más fuerte que nunca, pues en realidad nunca he dejado de hacerlo. El comisionado nacional Rolando Acebal me llamó y me dio las indicaciones precisas; mi amigo Julio César La Cruz se comunica constantemente conmigo y me ha dicho lo que debo hacer”.

En su natal Fomento trata de aprovechar las mañanas. “Corro de 35 a 40 minutos, hago todo tipo de ejercicios, pesas y trato de mantenerme en el peso, no es lo mismo entrar en cero que con buena forma física”.

 Esa fue la vía que encontró para mantenerse activo en medio de la pandemia para cuando suba al ring de nuevo darle con fuerza y ganarse el puesto en el equipo nacional.

“Sé que cuando todo empiece se hará una gala, ahí pienso eliminarme en mi división y hay que contar conmigo porque ya me confirmaron que de ahí saldrá el equipo para el preolímpico y todo depende de mí; estoy loco por entrar en acción”.

Entonces, aunque la pandemia ha resultado un contrario brutal para el mundo, para el tres veces subcampeón panamericano ha sido una suerte, sobre todo porque regresó al carril olímpico cuando estaba casi contra las cuerdas.

“Créeme que voy a cerrar los ojos para enfocarme en lo mío, me deben quedar cuando más unos dos años, quiero ir a esa Olimpiada a luchar mi medalla y después dejar el ring, pero quiero hacer las cosas bien. Como una vez te dije: el hombre no se mide por las veces que se cae, sino por las que se levanta y ahora voy por más”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *