El sálvese quien pueda terminó en Argentina, aseguró Alberto Fernández

El mandatario afirmó que tienen un plan para la recuperación del país después de esta difícil etapa, basado en cuatro ejes para «un nuevo contrato social»

argentina, alberto fernandez, covid-19, coronavirus
Estamos pensando en el día después, sabemos lo que debemos y queremos hacer, dijo el Presidente. (Foto: PL)

Con un plan listo para el día después del fin de la pandemia, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, apuntó este 26 de mayo que el sálvese quien pueda y la meritocracia terminaron en el país.

En una entrevista de una hora con el canal C5N, el mandatario ahondó en la situación actual de la Covid-19, respondió a las críticas de ciertos sectores por su decisión de extender la cuarentena y aseguró que tienen un plan para la recuperación del país después de esta difícil etapa, basado en cuatro ejes para «un nuevo contrato social».

Estamos pensando en el día después, sabemos lo que debemos y queremos hacer, dijo tras adelantar que propondrán un nuevo contrato social sobre cuatro puntos, donde la igualdad y la solidaridad tiene que ser la regla.

Tras resaltar que auxiliarán a todos los que necesitan ayuda, el mandatario fue enfático al subrayar que esa etapa del sálvese quien pueda para él ya esta muerta en Argentina y también la de la la meritocracia,, porque no es el mérito el que nos hace llegar sino las oportunidades, sostuvo.

En su diálogo con el periodista Juan Amorín, el mandatario recordó los 17 años cuando entró por primera vez a la Casa Rosada acompañando, como jefe de Gabinete, al presidente Néstor Kirchner.

Recuerdo todos los días que estuve al lado de Néstor, es la mejor aventura que puede vivir un político, llegar al gobierno de su país y poder transformarlo en favor de la gente, ojalá lo pueda lograr yo también, subrayó.

Fernández rememoró aquella época de 2003 cuando asumieron el Gobierno con millones de argentinos en la pobreza y en deuda con el Fondo Monetario Internacional. Por momentos siento que vivo en un «deja vú» permanente, remarcó tras agregar que en aquel momento era el problema de la deuda que nos agobiaba y ahora pasa otra vez.

Sobre la actual deuda externa, resaltó que quiere creer que está cerca de resolverse y que han dado pasos importantes en busca de un acuerdo sustentable con los acreedores, que no obligue al pueblo a que la padezca porque, dijo, «en Argentina no hay más lugar para que la pobreza crezca».

Al referirse al manejo de la pandemia y a esos sectores que prefieren que privilegie la economía, significó que nunca se perdonaría tener que decirle a alguien que contrajera la pandemia que no hay cama y eso se logró gracias a la cuarenntena y a la responsabilidad de los argentinos.

Creo que hemos hecho las cosas bien como sociedad, pero no hay que relajarse, hay que entender el riesgo latente que existe, subrayó y reiteró que lo que no puede ser es convertir la cuarentena en una situación de angustia.

Abordado por la marcha del brazo político Frente de Todos, que lo llevó a la presidencia, subrayó que la unidad se ha convertido en una valor esencial y que tanto Cristina Fernández como él tienen los mismos objetivos, construir una Argentina más igual.

Casi al concluir, el Jefe de Estado reiteró que mandará al Congreso el proyecto sobre la despenalización del aborto y sobre la iniciativa del impuesto a las grandes fortunas y específico que es un aporte único para quienes concentran las riquezas en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *