El Tatico de Meneses

Alifonso Alonso Méndez, licenciado en Imagenología, viaja desde Sancti Spíritus hacia esa comunidad para atender a pacientes de varios sitios de Yaguajay

yaguajay, meneses, imagenologia, ultrasonido, salud publica
Tatico hace una revisión exhaustiva de cada paciente. (Yamil Gopal Benítez)

Tiene un carisma envidiable. No cree en los malos momentos ni en los contratiempos que pueda enfrentar. Tampoco se detiene a pensar en los extenuantes viajes que tiene que emprender desde Sancti Spíritus —lugar donde vive— hasta el policlínico Sergio del Valle, de la comunidad de Meneses, donde labora. Sin embargo, hasta allí llega todos los días con una sonrisa como excusa  y una mano amiga dispuesta a ayudar.

Llega con su desenfado característico, sin asomo de cansancio ni contrariedad. Sin pensarlo dos veces se despoja de la mochila que lo acompaña y comienza su faena: hacer ultrasonidos hasta bien cerca del mediodía. En ese tiempo, Alifonso Alonso Méndez, o Tatico, como todos lo conocen, atiende a un gran número de pacientes de todos los sitios de la geografía yaguajayense.

Ancianos, adultos mayores, jóvenes, niños, llegan hasta este hombre— oriundo de La Dalia, un pueblo del Consejo Popular de Venegas—, en busca de asistencia médica. Y ahí esta él, dispuesto como siempre, con su jarana y la sabiduría como principal arma.

Dicha pasión no viene en vano. Desde muy joven advirtió que su mundo sería la Imagenología, y el tiempo lo comprobó. Será por eso que para él no existe el mal humor porque siente que hace lo que le gusta y en el lugar que lo ha visto crecer como profesional.

“Primero vino el interés por la Radiología, especialidad en la cual me licencié. Más tarde, comencé a trabajar en el policlínico Camilo Cienfuegos, de la cabecera municipal, y después me trasladaron para el Hospital General Docente Joaquín Paneca Consuegra, del territorio. Allí estuve solo al frente del municipio, pues todos los técnicos que había estaban cumpliendo misión internacionalista y fue entonces cuando apareció en mi camino la licenciatura en Imagenología.

“En el 2010 me gradué como técnico de la Salud en esta especialidad. Fue un sueño hecho realidad porque siempre me gustó este mundo del ultrasonido, pues tengo la posibilidad de diagnosticar e informar sobre lo que aprecio a través de las imágenes”, cuenta Tatico.

Personas que sobrepasan las fronteras del norte espirituano vienen en busca de la certeza de este profesional que, más allá de brindar una prestación de salud adecuada, no descuida el ámbito emocional de los seres humanos.

“Casi siempre los médicos mandan a hacer un ultrasonido específico. Mas, yo no me conformo. Por ejemplo, si es un ultrasonido renal yo reviso todo, desde vesícula, páncreas, bazo…,  para que no queden dudas. Siempre trato de darles apoyo emocional a los pacientes, bromear con ellos para sacarlos de la tensión que viven”, comenta Alonso Méndez.

Aun cuando Tatico tiene que trasladarse de Sancti Spíritus hasta Meneses, trata de hacerlo lo más temprano posible. De esta forma desafía los contratiempos del transporte y puede atender a las personas que lunes, martes y jueves lo procuran.

“No dejo de actualizarme. Reviso y vuelvo a leer libros porque todos los días salen estudios y equipos nuevos que contribuyen a diagnosticar algunas enfermedades y también porque siempre es bueno conocer cuál es la tendencia a nivel mundial”, dice.

Patologías como la cirrosis hepática, litiasis renales y embarazos, entre otras, resultan las más recurrentes en su labor cotidiana.

“Una de las cosas más difíciles que he tenido que diagnosticar ha sido la metástasis hepática, una enfermedad que les resta tiempo a las personas. Y aun cuando en los últimos tiempos se estila comunicarle el diagnóstico al paciente, en esos casos yo no lo hago, porque sería matarlos psicológicamente. Lo que hago es informárselo a los familiares y explicarles lo que tienen que hacer, y siempre les digo: ojalá yo me haya equivocado”, alega el licenciado en Imagenología.

Pero Tatico no se arrepiente de haber estudiado esta especialidad y mucho menos de laborar en esta comunidad. “Me gusta Meneses porque es un pueblo afable. La gente me tiene como familia, me siento parte de ella. En el policlínico tengo magníficas relaciones con todas las personas y los administrativos también son consecuentes conmigo. Por eso, creo que nunca me separaré de este lugar”, constata.

Y es que este hombre, de estirpe guajira, no sería nadie sin la Imagenología. “Me siento orgulloso de lo que hago y de lo que dice el pueblo de mí. Creo que aunque me llegue el retiro voy a estar un tiempo más, siempre que la vista y la diabetes me lo permitan, porque me encanta ayudar a las personas”, concluye.

Detrás de cada paso de Alifonso Alonso Méndez, o Tatico, descansa un ser humano excepcional. Ese que se quita su tiempo para dedicárselo a los demás; ese hombre que recorre más de 60 kilómetros todos los días para reencontrase con su segundo pueblo, que después de La Dalia, lo ensalza como a un hijo.   

5 comentarios

  1. Reiniel padilla

    Muy cierto esas palabras y como dice el slogan TATICO LO MAS GRANDE

  2. Dr.Dennis Rodríguez Hernández

    Merecido reconocimiento a nuestros profesionales de la salud de meneses en la figura de nuestro querido y admirado Tatico ,nuestro licenciado en imaginologia que desafía las condiciones más adversas para cumplimentar con su labor abnegada el diagnóstico de disímiles patologías encontradas a diario en nuestra área de salud , ayudando con ello a salvar vidas y a tomar desiciones difíciles a nuestros galenos , e trabajado muchos años a su lado como directivo y vinculado directamente a la asistencia médica y nunca e escuchado un “NO SE PUEDE”por respuesta en su boca ,es un profesional hecho para estos tiempos , no olvidemos el dicho de que detrás de un gran hombre hay una gran mujer y esa es su esposa Nancy que a estado con el en todas sus travesías .
    Mis respetos a ambos.

  3. EXCELENTE TRABAJO EL DE TATICO, UN SER HUMANO ESPECIAL, FELICIDADES…
    Y OJALÁ TRANSPORTE AYUDE CON UN ÓMNIBUS A LAS 7 DE LA MAÑANA PARA EL MUNICIPIO NORTEÑO, MUCHAS PERSONAS TRABAJAMOS HACIA HALLA, LA PRIMERA SALIDA ES A LAS 8 Y CON LOS CAMIONES DE 10 PESOS NO SE PUEDE MÁS, PERO REITERÓ MIS FELICITACIONES A TATICO POR SU EXCELENTE TRABAJO Y SU CARISMA TAN ESPECIAL.

    • Pedro Eumelio González Guevara

      Vivo en la Habana, cuando estuve de visita en meneses tuve infección en los riñones y Yohanna una trabajadora del policlínico local me llevó a tatico para que me hiciera un ultrasonido en el cual me detectó un aneurisma y me dio las medidas que luego aquí en la Habana al repetir el ultrasonido con equipos más modernos arrojaron los mismos resultados con iguales medidas. Siempre estaré agradecido por su buena atención, su trato amable, su dominio de la labor que realiza. Estoy muy de acuerdo con todo lo planteado en el periódico

  4. Miguel Montesino Álvarez

    Merecido reconocimiento a este profesional, que como se reseña en el artículo , siempre está dispuesto a ayudar al prójimo. Es un ejemplo de digno de los imitar.
    Se cumple el precepto de que para ser un buen profesional hay que ser una buena persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *