Estrechez económica incide en los patios de materiales

La actual crisis provocada por la COVID-19, unido a la escasez de recursos y de combustible, inciden en el desabastecimiento de las tiendas de materiales para la construcción en Sancti Spíritus

La venta de materiales a la población ha sido deficitaria durante el segundo semestre del año. (Foto: Vicente Brito / Escambray)
La venta de materiales a la población ha sido deficitaria durante el segundo semestre del año. (Foto: Vicente Brito / Escambray)

La escasez de materiales de la construcción durante el segundo semestre del presente año marca el panorama de los tiendas habilitadas con ese fin en Sancti Spíritus, donde también se sienten los efectos de la pausa productiva provocada por la pandemia, así como las limitaciones de recursos  que trae consigo una crisis económica que alcanza a casi todo el orbe.

De acuerdo con  William Pérez Julién, especialista principal de ese programa en la Dirección Provincial de Comercio, el desabastecimiento abarca, sobre todo, productos vitales como el cemento y el acero, a lo cual se suman las bajas producciones de las industrias locales que se han visto afectadas, además, por las limitaciones de portadores energéticos.

Aun cuando el incremento de las producciones propias del territorio son imprescindibles para cumplir con la estrategia de mejorar el fondo habitacional en un lapso de cinco años, el directivo explicó que debido a las mismas restricciones económicas antes señaladas, actualmente la mayoría de los proveedores incumplen sus planes de entrega a las 11 tiendas y dos puntos de venta con que cuenta la provincia, pues solo se ajustan a lo pactado la Empresa de Materiales de Construcción de Sancti Spíritus y la Emprova, esta última con cifras previstas muy bajas.

De un plan de circulación mercantil de algo más de 126 millones de pesos, solo se han vendido 86 millones, incumplimiento en el que tiene mucho que ver  el hecho de que existe una deuda con la provincia de 744 toneladas de acero y se han dejado de recibir 3 982 toneladas de cemento, porque aunque la Empresa de Cemento Siguaney está en producción, debido a la parada de la planta de Cienfuegos, durante los últimos meses la industria espirituana asume las entregas a la región central del país, según añadió Pérez Julién.

No obstante las carencias, dijo, se ha podido dar atención a grupos priorizados como los damnificados de eventos meteorológicos, los beneficiados con subsidios para la construcción de células básicas habitacionales y se ha prestado atención  a la dinámica demográfica que incluye a las madres con tres hijos o más.

El resto de los insumos, aclaró, se ha comercializado para la población, pero ha sido escasa la cobertura de muebles sanitarios y otros elementos de terminación, aun cuando sí ha existido disponibilidad de elementos de piso, tuberías hidráulicas, áridos, bloques, accesorios eléctricos y techos de zinc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *